[EMT] Intimum Bibliothêca

Tiempos antiguos, edad media. [Fuego]

Recuerdo # 90029050

Dîmicâtiô epicus intimum libri

“Una enorme batalla se estaba desarrollando ahí afuera. En realidad, no me interesa en lo más mínimo, se que tenemos ganado el evento pues el ejército opositor no tiene opción contra mi poder.

Con susurrar un par de palabras, todos ellos pasarían a ser un puñado de cenizas que el viento se llevaría, pero no es divertido. Además si el rey llega a darse cuenta, querría que usase mi poder para salvar vidas… pero en realidad amo la sangre derramada por los campos, la estupidez humana para matarse. Es tan grato ver que chocan espadas, caen cabezas y se pierden almas en este entorno.

Tomo un libro al azar del estante más cercano… sí, estoy dentro de una biblioteca. La biblioteca del palacio, la más grande en todo el mundo, la más completa, y la más inútil. Solo hay literatura barata, nada de los viejos libros que pude acariciar en Praga hace 5,000 años. Nada de magia, no la conocen. Aun así, siguen siendo libros, el mayor tesoro de todas las eras.

Hacerme pasar por un estratega militar, garantizando la victoria del ejército es lo más tonto que he hecho desde que mi memoria me permite recordar. Pensar que ni el soberano, ni nadie de su territorio han sabido nunca nada acerca de mi, de nosotros. ¿Nosotros? cierto, me pregunto ¿dónde estarán los demas? ¿qué fue de ellos?. No lo sé, pero seguro están regados por el mundo esperando nuestro momento.

Curioso que pensando en ellos, comienzo a sentir una extraña presencia, acto seguido se abre la puerta de la biblioteca y un mensajero entra corriendo para gritarme:

– Mi señor, las tropas enemigas están tomando ventaja en el campo… y se rumora que…. –

Puedo notar el miedo en sus ojos, añadido con la interrupción de su frase.

– Vamos muchacho, acaba de hablar, ¿qué se rumora?, ¿dudais de mi estrategia? – pregunté

– No mi señor, lo que pasa es que… – dudó nuevamente

– Venga, dilo ya, déjate de tonterias – contesté algo irritado

– Vale, lo que sucede, es que se dice que una fuerza extraña protege al ejército enemigo, incluso hay quien se aventura a decir que los acompaña…. un… mago – dice dudando el jóven.

¿Un mago? Eso no existe. Lo más cercano son los controladores de energía… y para desgracia los de esta era son tan mediocres que podrían ser consumidos por sus propios intentos de nada.

El jóven se retira, y decido observar los planos de energía para poder descubrir de qué se trata este rumor. Apenas hago contacto con el siguiente plano, tropiezo y caigo sobre mi espalda. En realidad hay algo ahí y lo peor es que es poderoso, pero sobre todo eso, reconozco esa energía.

Tiene que ser una broma, es imposible que no lo viera antes. Cambio de intereses, el combate tiene que acabar ahora o quizá estemos en peligro, sobretodo si se acerca.

Concentro mi energía en un solo punto, las barreras enemigas y las filas que avanzan hacia nosotros. Un muro de fuego se genera espontáneamente frente a sus rostros, lo que impide que sigan avanzando. Todos estan desconcertados, tanto el ejército enemigo, como el nuestro. Nadie sabe de donde pudo haber salido ese muro, y comienzan a correr despavoridos.

– No temais al fuego, que es vuestro aliado – susurro para mí mismo.

En ese momento, la puerta de la biblioteca vuelve a abrirse, pero en esta ocasión no es ningún vasallo, se trata de otra persona que no reconozco, pero que lleva consigo la energía enigmática, lleva consigo un estuche que coloca en la puerta. Nuestras miradas se cruzan un instante, y sin decir palabra sabemos lo que seguirá.

Una ráfaga de aire me golpea en la cara, mientras que una serie de barricadas de fuego protegen a los libros, no dejaré que les pase nada. Dos remolinos giran en pos de mí, pero logro esquivarlos, al parecer no habrá charla introductoria, este chico sabe a lo que viene.

Pues bien, entonces vamos a jugar. Comienzo a reunir energía, al parecer sobra bastante al rededor de la biblioteca, creo un pozo de reserva para poder defenderme de cualquier ataque sorpresa… creo que estoy listo. Creo una pequeña cadena de fuego, que lanzo hacia mi contrincante, pretendiendo que crea que intento atacarlo.

Cae en la trampa, e intenta esquivar el golpe, pero en ese momento, su pierna izquierda queda enganchada en la cadena, imposibilitando su movimiento.

– ¿Crees que eso funciona conmigo? – me dice, al instante que uno de los dos remolinos disuelve mi cadena sin ningún problema.

Emulando mi ataque, una cadena de viento intenta prensarme, pero lo único que logra es alimentar las llamas que estan emanando de mi cuerpo, volviéndolas más potentes.

– Clases básicas de elementos, el fuego necesita oxígeno y combustible para alimentarse, ¿no te lo enseñaron nunca? – le dije a mi contrincante, quien no esperaba un comentario de ese tipo y su rostro mostró confusión. -Sígue lanzándome ráfagas de aire y lo único que lograrás es que el edificio completo se incendie contigo dentro –

Se detuvo en seco, y los remolinos desaparecieron, se plantó enfrente de mí y sonrió. Creí que caballerosamente iba a despedirse y dejarme seguir leyendo, pero me equivoqué, acto seguido sacó una fina espada del estuche que estaba recargado en la puerta.

Adopta una posición de combate, y embiste en dirección mia. No tengo ánimo de pelear, así que me quedo quieto esperando el golpe. En efecto, el golpe llega y atraviesa mi pecho, pero sin causar ningun daño. El individuo se queda parado con la espada empuñada atravesando mi pecho. Pero yo estoy sereno, esperando el momento para reirme en su cara. No se si está esperando que escurra sangre por mi túnica, a que caiga muerto o que, pero algo está esperando… pues bien le daremos algo que lo tenga con la boca abierta.

Mi cuerpo se enciende en llamas totalmente, derritiendo su espada y quemando su brazo, él tiene que echarse para atrás y observar como no existe herida, llegó el momento de hacerme el gracioso. La figura de mi cuerpo termina de incinerarse, dando paso a un pequeño montón de cenizas. La satisfacción puede leerse en su rostro, da media vuelta con un aire triunfal… pero solo para recibir un corte transversal de una fina hoja afilada incandescente.

Dividido en dos partes, cae sin energías el bulto de carne que fuese algo hace un minuto. Aun así, estoy seguro de que no ha muerto, pero no es asunto mío y salgo de ahí. Observo tras el gran vitral de la sala siguiente que la batalla ha terminado, los caballeros de nuestro ejército regresan con aire triunfal y calmados, algunos con quemaduras provocadas por lo que llaman “un fuego divino”.

Como se nota que no tienen la menor idea de lo que sucede a su alrededor…”

~ Alfred ~

Anuncios

15 pensamientos en “[EMT] Intimum Bibliothêca

  1. Jess dice:

    perfecto!!!!!!

    me gusta mas que el proyecto anterior!!!
    felicidades!

  2. Paititi dice:

    el principio me entretuve despues siento que da algo de vueltas y el final como que te deja asi de ehh?

    en porcentaje te lo dejo en un 60

  3. Lid dice:

    ps esta bien…solo k no es una lectura de mi agrado jajaja…el genero epico no me gusta

  4. Tornasol dice:

    me gusto, aunque es algo estupido que el aire sea tu enemigo… deberia de ser tu aliado
    serian super poderosossss

    y pobre lo matas
    debiste de haberlo convencido que se uniera al lado obscuro… contigo

    bien bien!! 😉
    en espera del siguente

  5. Gladis dice:

    *clap clap*
    Me agrada la redacción….la magia y lo épico….espero el siguiente…..

  6. CenPanda dice:

    Lo lírico expresa sentimientos y lo dramático son la tragedia y la comedia.

    ¿De qué habla lo épico? Bueno, les puedo decir que no sólo lo relativo a espadas, edad media, dragones, guerras y doncellas hechizadas son textos épicos. Se los aseguro

    No me gusta como escribes aquí, mi estimado. ¡Vivan las muertas historias del LineAge! eso era bueno…

    • Alfred dice:

      Jejeje… pondré los capítulos de aquella historia si te parece.

      Y sigo esperando que me expliques porque diablos no te gusta como escribo aquí, que no entiendo XDDD

      Lo épico… lee esto:

      “La poesía épica es un género literario en el cual el autor presenta de forma objetiva hechos legendarios o ficticios desarrollados en un tiempo y espacio determinados. El autor usa como forma de expresión habitual la narración, aunque pueden darse también la descripción y el diálogo. En algunos casos, la épica no es escrita, sino más bien contada oralmente por los rapsodas.”

      Quizá mis textos sean o no épicos… no importa 🙂 (y la definición es sobre poesía, quizá tampoco sea lo mismo 😉 )

      Gracias por leer!

  7. k-rOla dice:

    ohh muy jeje me gust0o mucho el de tiempos antigu0os… muy entretenido0 eeeh…
    haay noc de donde sakas tanta imaginacio0n….

  8. César dice:

    ya te habia dicho q te eqivocaste de carrera….
    sta bien wena!!!!
    si se te da eso de escribir!!!
    mira q chido!!!!

  9. Jushaed dice:

    iuju
    creo que mis sospechas van siendo ciertas estas enfermo Alfred!

    Pues mira la verdad no se en si en que consista el criticar un escrito pero te expresare lo que pasa por mi cabeza
    a mi en o personal me gusta la fantasia
    desde pequeño fantaseaba mucho y me transportaste a mi infancia y te lo crei todo
    me llamo la antencion aunque si esta lago debrayado
    como que falta un poco mas de logica en lo ilogico
    si me explico?

  10. […] del mes de Septiembre (que son las fechas originales en que fueron publicados). La Mano de un Dios, Intimum Bibliothêca y El Nacimiento son mis 3 primeras publicaciones en este blog. Durante mucho tiempo, no seguí la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s