Ven a mí.

Saludos.

/!\

/!\ ADVERTENCIA /!\

El contenido de esta entrada pudiera no ser agradable para todo tipo de público. Si usted tiene una imaginación demasiado activa, podría perjudicarle. Lease con precaución (Pero si no… y de ser posible, imagíneselo y sufra más XD).

/!\

Ven

Déjame matarte.

Déjame desgarrarte.

Deja que destruya cada parte de tu ser.

Permite que cada centímetro de tu piel sienta todo mi dolor.

Deja ya de sonreir, pues tus dias terminaron.

Un tanque gigante espera, con toda la ira acumulada de mis desgracias.

Todo el llanto que alguna vez emanó de mis ojos por tu causa, ahora se ha convertido en afiladas agujas que están listas para derramar tu sangre.

Todas las veces que mis deseos se vieron opacados por tus caprichos, ahora son solamente un vago recuerdo que incrementa mis deseos.

¿Qué dices?

¿Acaso te arrepientes?

¡Oh! Lo siento, creo que tu dulce voz se pierde entre los murmullos del ruido que hay en mi mente.

¿Quizá estoy loco? Estoy escuchando voces… esas voces que siempre han estado a mi lado y me han dicho “No”, “No debes”, “No lo hagas”… ahora son las mismas voces que me dictan “Llegó el momento”.

No hay más que decir. Muchos años escuché tu voz… esa tersa y dulce voz que invadía mi mente. Esa voz que controlaba mi ser, que decidía mi vida y mi sentir. Una voz, con la capacidad de manipular mis pensamientos y enjaular mis realidades… una simple voz.

Sin embargo, uno aprende con el tiempo.

¿El tiempo? Sí, él. El mismo que nos ha mostrado el camino a todos desde hace varios milenios. El mismo que paciente espera a que “El Todo” se decida. Inamovible, inevitable: Tiempo.

Bendito tiempo: Gracias a tí, he logrado salir de mi letargo. He aprendido junto contigo. Aunque contigo también fui cediendo y me fui aletargando poco a poco. Pero nunca me dejaste solo… siempre fiel a mi, a mi lado ahí estuviste.

Me mostraste que estaba siendo engañado, día a día. Pero también incrementaste mi sufrir.

¿Por qué tuve que aprender así?

La palabra facil no está en tu repertorio.. ¿verdad? Todo debe aprenderse contigo, con tiempo. Pues gracias, después de todo este tiempo por fin he aprendido.

Y en el mismo tiempo, he juntado las armas suficientes para herir como he sido herido.

¿No debería?

No…

…sería imprudente hacerlo.

Pero ¿quién piensa en prudencia cuando está herido?

Yo no. Y en este momento solo hay una palabra grabada en mi lengua: Venganza.

Oh si…

¿Aun sigues aquí?

¿Es que acaso no te has ido?

Sabiendo que estoy deseando tu muerte, ¿no has corrido lejos?

Desgraciada de tí… ¡tonta!

Debiste huir cuando podías, si es que acaso valoras tu miserable vida.

Mil y un veces te perdoné, pero no esta vez. No más.

Si ya me permitié sufrir por culpas ajenas, ¿por qué no sufrir por una propia?

No me importaría cargar cada noche con el recuerdo de tu rostro: lleno de pánico. Tener el gusto de tu sangre en cada bocado que toca mi boca. Poder emanar de las infusiones el aroma de tu miedo.

Porque para unos es placer, pero para mi es sufrimiento, he decidido volver para mí el placer de tu sufrimiento. Destruir cada miembro de tu cuerpo, observar con plenitud como te desangras, como pides una oportunidad más mientras te arrastras.

¿Estas llorando?

¡Vaya! Pero si están brotando lágrimas de tus ojos.

No es la primera vez, pero ya no te creo.

No más. Esta mente curtida por tus tretas no cree más en tus lágrimas. ¿Qué dices ahora?

¿Todo va a cambiar?

¿De verdad?

Quizá no mientes. Pero yo no dudo, no más.

¿O sí?

No. No puedo permitirme dudar nuevamente.

Pero te concederé un momento de piedad. Dime ¿Deseas sufrir en vida o prefieres dejar la diversión solo para mí?

Dime.

¿No dices nada?

Eso si es nuevo. Tú, que siempre estás hablando, tú que siempre tienes un tema de conversación. Tú que tanto tiempo hechizaste mis sentidos con tus palabras… ¿y ahora nada?

Muere entonces. Siente la corriente de mi tormento a través de tus entrañas y deja este mundo para siempre.

Déjame atormentarme el resto de mis dias con el recuerdo de tu rostro en este instante.

Vete…

Y no vuelvas nunca.

~ Alfred ~

Anuncios

12 pensamientos en “Ven a mí.

  1. yumita dice:

    Que profundo y que inspiración creo no hace falta decir hasta donde llego la imaginación.. jaja saludos n.n

  2. Asiul dice:

    Ay no puede ser así, esto está tan deprimente que me deprimo.
    La venganza no es buena! es deliciosa jajaj no no no

    La verdad es que este sentimiento o reacción no debería de existir y ya que existe deberíamos de evitar sentirla, sólo te hace ver las cosas más exageradas de lo que son y al final no queda más que la sensación de culpa mira que Yo lo sé!

    pero bueno, esperemos que este siga siendo un espacio donde pones cosas irreales :S

    Besos ciao

  3. Ilse dice:

    Hay una palabra pa’ describirlo:
    INTENSO, no hay más, las emociones son así… de lo contrario este mundo sería aún más aburrido!
    Es genial que puedas expresarlo más allá de un pensamiento.
    Pobre de aquella víctima que se desangre lentamente bajo tu mirada…
    Love It

  4. Lid dice:

    mmm pues creo que tienes razon al decir lo del tiempo…si uno aprende..pero tb aprende a no cometer el mismo error..por que haria algo asi…que ardilla jajaja
    y pues pense que le quedaba a una de mis entradas de mi ex space 😛

  5. v3rO dice:

    wodales, ésta vez, fué como si de alguna forma me adentra en tus palabras, sentir lo que tu imaginación te hace redactar, ¿sabes que es lo malo? Indecisión, cuando no sabes que parte te hace desear la venganza cada vez mas, y que parte es la que te detiene, me gustó, con todo y su sentido vampírico-canibalista jajaja…

  6. […] que pretendía ser desagradable, en la que busqué externar mi sentir, es publicada y comentada Ven a mí. Recuerdo que al escribirla, no creí que fuera a gustar, sin embargo es bonito saber que también […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s