[UAF]Un Accidente Fortuito… [Capítulo 4]

Idea original: Ilse

Desarrollo: Ilse, Alfredo.

Edición: Alfredo

Ella: Morado. Él: Verde.

~

¿Alguna vez han sentido que hay demasiado ruido y quieren decir algo que pase desapercibido, pero en ese momento todo el mundo se queda en silencio… ustedes abren la boca y se vuelve un momento incómodo?
Pues eso sentí justo cuando terminé de pronunciar la última frase.
La palabra que define el momento es: Acorralado.

Me quedé callada mientras evaluaba la situación, por una parte había encontrado mis lentes pero por la otra, parecía que estaban rotos.
-¿Reparados?,¿Qué les pasó?,¿Cuándo te los darán?-
Otra vez, demasiadas preguntas pero yo quería respuestas.

Por un momento me sentí atacado… pero pensé que estaba totalmente justificada.. vamos ¿qué pensaría yo si un extraño se acerca diciéndome que tiene mis lentes y que los estan reparando?
– La mica del lado izquierdo estaba rota, y me permití llevarlos a reparar con la misma graduación… me dijeron que estarán la próxima semana – respondí con la mayor tranquilidad que pude – si me demuestras que en verdad son tuyos, te doy la nota de la óptica para que puedas recogerlos.
Pensé lo que acababa de decir y creí que había sido bastante sensato. Tampoco iba a darle los lentes a alguien que quizá me estuviese timando.

Hablaba tranquilamente, supuse que no había sido con mala intención… pensándolo bien, ¿quién rompería unos lentes a drede?, no le veía mucho sentido a esa teoría.
– ¡Qué bien! Los mandaste a reparar con la misma graduación- dije sonriendo – lo que pasa es que es un poco extraña y sinceramente… no la recuerdo-
¿Cómo iba a demostrar que eran mis lentes si ni siquiera recordaba la graduación…? Lo más sensato que se me ocurrió fue decirle lo siguiente:
– Creo que reconocer la funda es una prueba para demostrar que son míos ¿no? – Me sentí tan boba después de decir eso… yo no lo creería.

Sentí que los papeles se invertían. Yo estaba recuperando un poco el aliento y la confianza… pero ahora ella parecía nerviosa; al menos sonreía… y por cierto: tenía una linda sonrisa.
– ¿La funda? ¿Cómo puedes probar con la funda que son tuyos? – le pregunté.

No era justo, yo tenía el control de la situación, ¿cómo terminé siendo yo la “culpable”? Pero… ¿qué más podía decir?
Me quedé pensando un momento, pero la verdad es que no se me ocurría nada.
– Bueno, entonces ¿qué se te ocurre para que pueda demostrarte que son MIS lentes?- fué lo único que se me ocurrió.

Mi palabra “acorralada” encajaba perfectamente ahora en ella. Me sentí culpable. Pude recordar que al probarme los lentes en la mañana, sentí una textura rara en los soportes de los lentes… inclusive cuando enderecé la intersección noté un par de puntos. Intentando con ese recuerdo, le dije:
– Los lentes tenían un grabado, dime ¿en dónde? y para verificar, ¿qué dice el grabado? –

¡Qué tonta!, ¿cómo pude olvidar ese detalle incluso yo misma lo había planeado para casos como éste?.
-¡Ah! eso es fácil, en los soportes dice “Serendipia”- Dije orgullosa.
Me sentí tan aliviada al recordar eso que me relajé, no harían falta más pruebas.

– Me refería al grabado del otro lado… Serendipia es la marca de los lentes… lo pone en la funda, eso no me sirve – le dije.

Me molesté un poco, pensé que tenía todo solucionado.
– Sí vale, no alcanzo a leer lo que dice la funda ¿recuerdas? – Quise decirlo seriamente pero no pude evitar reírme de mis palabras – Ok, del otro lado dicen “Ilse”, es mi nombre, ¿qué otra prueba quieres? – le respondí.

Sin querer, había obtenido su nombre: y era un nombre bastante bonito.
– Muéstrame alguna credencial en la que pueda corroborar que en efecto es tu nombre – le dije.
Mi mente comenzó a flotar pensando que iba a mostrarme su credencial de elector, y que con un poco de suerte, memorizaría su dirección. ¿Para qué? No lo sé… de momento solo estaba pensando en muchas tonterías, pero nada sensato.

Qué bien, la lista de mi solo traía consigo la credencial de la biblioteca, no tenía foto. No estaba segura de que bastara como prueba, la saqué de mi cartera y se la extendí.
– Es la de biblioteca, ¿ves? ahpi dice Ilse- señalé.

Me mostró su credencial provisional de la biblioteca… de esas que no tienen foto y te dan en lo que está lista la tuya. Sentí que ya era mucho exagerar la idea de que una chica cegata tuviera una credencial con el mismo nombre grabado en unos lentes extraviados. Definitivamente, eran suyos.
– Vale, no hace falta señalar ya lo he visto. Acepto, son tuyos. ¿Quieres el recibo? –

Algo dentro de mi esperaba que él no me creyera, esa conversación que parecía más un interrogatorio había despertado mi curiosidad sin mencionar que yo creía conocerlo. En ese momento tuve lo que creí una buena idea.
-Pero yo no sé dónde está esa óptica y tengo un pésimo sentido de orientación- me ruboricé un poco antes de continuar –  ¿podrías llevarme?-

La respuesta que me dió fue bastante… sorprendente, por no decir extraña. La palabra inesperada era la que mejor cuadraba en la situación, sí: inesperada. No supe como reaccionar, y opté por una salida rápida.
– Pues si quieres, te dejo el recibo, te llevo y muestro el lugar… así podrás recogerlos la próxima semana.
El nerviosismo acudió de nuevo al inequívoco llamado de una situación inesperada a punto de salirse de control.

No estaba segura  de que fuera prudente pedirle a un completo desconocido que me llevara a un lugar que no conocía, la seguridad infantil no estaba muy presente en mi sistema.
– ¿Puedes llevarme hoy? o ¿qué día puedes? –

– Sí, puedo llevarte ahora mismo si así lo deseas… tengo el día libre. O si prefieres, hasta dentro de una semana… como tú me digas. – contesté

– Pues vamos – no pensé lo que dije, simplemente salió de mi boca

– Claro-
Un par de segundos después, noté que seguíamos ahí parados, mirándonos como tontos sin movernos. “¿No pensará moverse?” me pregunté… pero la lógica golpeó mi nuca avisándome que yo era el guía esa tarde.
– ¿Te gusta caminar? – le pregunté.

Estaba yo ahi parada. Esperando que mi guía avanzara.
– Sí, amo caminar -le contesté.

Y entonces, salimos de la biblioteca.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Capítulo Cuatro.

~ Ilse & Alfred ~

¡Gracias por sus comentarios!

Anuncios

22 pensamientos en “[UAF]Un Accidente Fortuito… [Capítulo 4]

  1. Edward dice:

    Uau. Esta historia va tomando titntes más interesantes.

    I wantz moar, plz! I can havz?
    😀

    5/5 BTW. 😉

  2. yumita dice:

    Sin duda increible (Y) n.n Lo

  3. yumita dice:

    Lo increible es como el nerviosismo se puede apoderar de nosotros, y como dice nuestro personaje nos “acorrala” y aveces nos provocar el hacer cosas sin pensar jeje. Y ese interes que sigue ahi sin saber todavía ¿el por qué?,¿para qué? y ¿a dónde los llevara? sigue siendo lo mas interesante. Oh quiero saber que mas pasara ^^

  4. bonjovi94 dice:

    uh!!!! lakii espero la proxima parte esta muy interesante la historia 🙂

  5. sershisho dice:

    estoy de acuerdo con bonjovi lakii,tu historia tiene algo que me atrae a pesar de que no me gusta leer ni siquiera por que me interese el tema.es la primera ves que leeo tu blog,despues voy a leer las partes anteriores y todo lo demas 😀

  6. Dobby :) dice:

    ¡Felicitaciones Lakiii!, tu historia me pareció muy agradable, espero un buen final. 😉

  7. Steph dice:

    Que pasó!!,son los momentos en los cuales me desespero,quiero saber q sigue,fueron a la óptica?,se subieron a los columpios (se vengaron del niño robacolumpios)?,d nuevo fue una tarde lluviosa?.
    saludos 😀
    sigan asi,excelente.

  8. […] El inicio de algo grande está por llegar: Ilse (quien también escribía antes de conocernos) me propone escribir una historia juntos. Conscientes de que no es una idea nueva, pero sí un buen proyecto, iniciamos con un capítulo “piloto” de una historia que se titula “Un Accidente Fortuito”. A la fecha, no tenemos claro si de verdad os gustó, o tan sólo lo leyeron todos nuestros amigos y amigas y por eso hubo tan buena crítica y visitas. Durante este mes, pudieron leer los Capítulo 0, Capítulo 1, Capítulo 2, Capítulo 3, Capítulo 4. […]

  9. […] [UAF]Un Accidente Fortuito… [Capítulo 4] julio, 2010 21 comentários 5 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s