Superando un mal sueño.

Saludos lectores y lectoras. Ya se que los tengo abandonados, después de haber escrito cosas tan bonitas hace un par de semanas. Y bueno, no es para menos: He de confesar que se me acabó el elixir de imaginación.Compré otro botecito, pero creo que era pirata porque no tuvo el mismo efecto ¡Eso me pasa por comprar en el tianguis de la esquina!

Como sea, tengo la firme intención de que esta semana haya más publicaciones para ustedes.

Gracias por seguir a mi lado.

¡Ah! Y lo que están a punto de leer no tiene nada que ver con nada, solo salió así porque sí!

(Ahora un mal chiste local: Tal como les dije a mis estimadísimos Ana y Eduardo: “Acabo de escribir una BIG HOLY CRAP, pero voy a publicarla, porque me nace de la entrepierna”. Y vamos, no es que quiera ser vulgar, pero si alguno de ustedes conoce el significado de la palabra “crap” entenderá la idea XD).

Saludos ^^

~

Sonrío un instante, ahí estás como cada noche que mis deseos lo han solicitado. Pareciera que la estrella fugaz de aquella tarde leyó mi corazón y decidió darle una oportunidad para probar las mieles del deseo.

Y es que es eso, un deseo. Un anhelante deseo, una pasión naciente y un creciente sentimiento. No hay más, solo pretendo encontrar una definición correcta para el caudal de cosas que pasan por mi mente esta noche… esta noche.

Una noche en la cual habiendo tantas personas, me siento solo… y solo no es nada, porque la última frase suena a una asquerosa y común mención de la soledad que puede escucharse en boca de cualquier bardo. Pero definitivamente, alguien acertó con esa frase. Rebusco en los confines de mis recuerdos, y acude la estrofa de una canción insignificante… que en este momento toma más valor que muchas más cosas: “Uno cree que no está solo, porque ve gente a su lado. Uno cree que sabe todo, y queda tanto por saber, uno mira de reojo, la que pasa al costado y termina enamorado de una muy mala mujer”. Pero definitivamente no eres una mala mujer.

¿Cómo es que se eso? Lo sé. Lo se por la forma en que me miras, la forma en que me cuentas tu vida, la forma en que sonries. La forma en que me escuchas, en que compartes tu vida conmigo. Porque presisamente es eso, compartir lo que quiero… mi tiempo, mi cariño, mi vida.

Pero como siempre, la incertidumbre aflora toda mi piel. Porque ya antes he estado cegado por las sensaciones, por los sentimientos, y por las falsas esperanzas. “En realidad eso que uno cree saber, no lo sabe, solo lo cree. Y del mismo modo, quiero creer que bien creo, porque de no creerlo, entonces no habría motivo para creer.”

En este punto, recuerdo a alguien especial diciéndome “A veces, mareas, y caes en el “dijo que dijo que le dijeron”. Definitivamente tengo esa peculiaridad, y lo mejor de todo: Me encanta, porque mi mente no encuentra una mejor forma de resolver mis dudas, que planteándomelo de la forma más enredosa posible; para tener que desmenuzar todo el ovillo de estambre.

Y nuevamente, un ovillo está tejiendo las redes que cubrirán mis pensamientos, aunque no he logrado encontrar ninguna de las puntas para poder saber ¿cuál es el principio y cuál el final?.

Creo entonces, que encasillar un sentimiento en una palabra, o varias es errado. Porque ninguna palabra tiene la capacidad de transmitir más que ideas. Ideas presisamente, millones de ideas que alguien trató de definir, pero solo dejó bocetos y borradores… esbozos y pinceladas vanas de la realidad.

Me descubro entonces buscando una palabra que describa mínimamente todo este embrollo… pero encuentro una pared que detiene mi búsqueda abruptamente.

Un mar de pensamientos, que desembocan en una laguna de confusión. Todo fluye como el agua, con el mismo cauce que la naturaleza destina.

Pero, evocando tu imagen, e invocando esa palabra, he logrado atraer a mí el compuesto químico perfecto… inexistente.

Pienso un poco que mis palabras podrían malinterpretarse… yo mismo he llegado a pensar que estoy manejando dos situaciones distintas en las mismas líneas. Pero no es así… la única claridad que divide mi mente es pura, es tu imagen.

Es tarde, y ahora duermes plácidamente. Puedo observar tu rostro, sonríes. ¿Estarás acaso soñando conmigo? Eso deseo, pues la ténue idea de mi recuerdo en tu mente, llena la mia de felicidad.

Pero así como lo se, tan solo es un sueño… porque no puedo verte, porque no puedo tenerte. Porque estás tan lejos, tú tan intocable…

… hasta hoy.

Porque esta noche, por fin encuentro las razones que te mantienen arriba de ese altar intocable. Yo soy la razón, la única razón. Porque yo mismo te soñé, yo mismo te cree y te di forma: Tan perfecta, tan imposible.

Y del mismo modo en que te di la vida, dejé que tu vida consumiera la mia, para soñar con mi creación nuevamente, creyendo que por crearla, era mia y solo mia.

Pero no más, esta noche entenderé que solo es un sueño.

Así que permanece cuanto quieras en mis sueños, porque de ahí vienes y ahí te quedarás… solo en mis sueños.

Buenos días vida real.

Anuncios

8 pensamientos en “Superando un mal sueño.

  1. Asiul dice:

    uno muriendo y tú lo unico que haces es enredarme! jajajaj

    Me agrado que no entendiera mucho, aunque me gustó más la imagen donde mecionas mucha agua, algo ha de tener ese elemento que lo imagino tanto y cada que leo algo relacionado no puedo evitar verlo en mi mente…

    a pesar de todo, me gustó, prometo leer los que aún no he leido,

    Buenas noches sueño!

    • Alfred dice:

      No te mueras bananín.
      Yo tampoco entendí al releerlo… pero así salió.
      Como cuando uno va al baño, no se pregunta ¿por qué? Solo… sale.
      XD
      Lo siento, burda comparación de la big holy crap.
      =D

  2. Mili dice:

    ¿Big holly crap? no lo creo. El ejercicio literario que acabo de leer podría parecer confuso, pero tiene una magnifica forma de utilizar el lenguaje para llevarlo a uno por caminos rebuscados y reencontrados, 😉 Es decir, me gustó cómo te apoya a salir de tu propio enredo. Además, es una forma útil de describir lo que se siente cuando uno se aposenta en una pasion… y, cuando digo “pasión” no me refiero necesariamente a una pasión amorosa, sino a cualquier idea que uno se plantea como posible de realizar o como difícil pero deseable… por ejemplo, un proyecto de creación, o de investigación, o de descubrimiento.

  3. Edward dice:

    No está tan “big” ni tan “crap”… “holy”, tal vez con eso de la creación, la destrucción y la transformación de información que informa y enreda tan enredosamente que termina por informarnos que algo se enredó dentro de la información que enredaste.

    Me gustó. 🙂

  4. Ilse dice:

    Ay si, Ay si “se me acabo la imaginación” ¬¬
    Puras patrañas contigo…
    Está hermoso, crear y no saber que solo es eso, una creación y despertar no solo del sueño sino de la “ilusión”
    Me gustó mucho.
    ¿Estará relacionado con tus sueños?

    Sigue así XD

  5. […] gran cantidad de entradas son publicadas, Superando un mal sueño, Cristalitos del Corazón (una de mis favoritas), Procesos incómodos, un Agradecimiento por haber […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s