[UAF]Un Accidente Fortuito… [Capítulo 6]

¡Buenas noches!

¿Esperaban el capítulo 6 tan pronto?

¡Creo que no!

¡Disfrútenlo!

Idea original: Ilse

Desarrollo: Ilse, Alfredo.

Edición: Alfredo

Ella: Morado. Él: Verde.

~

La elaborada presentación me tomó por sorpresa y era demasiado tarde para evitar que mis mejillas respondieran sonrojándose. Correspondí el saludo sujetando su mano.
– Y yo estoy encantada de que los hayas encontrado- sonreí- ¡Gracias!.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

No se porqué, pero en cuanto me presenté ella se sonrojó… fue tan raro que probablemente yo también me sonrojé sin darme cuenta. La miré un par de segundos y sonreí. Quizá sea solamente idea mía, pero este día yo estaba sonriendo demasiado: Y eso era grato. Cruzamos el parque sin decir nada… creo que el tema de los columpios no había dado para mucho. Tenía que pensar en algo.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Los días soleados normalmente me ponen de malas pero hoy, a pesar de que el sol quemaba intensamente, yo estaba tranquila, mi mal humor no se había hecho presente lo cual me pareció perfecto… no me gusta dar una mala primera impresión.
Ya había pasado un rato y no habíamos dicho ni una sola palabra, creo que era mi turno de romper el hielo.
– Y, ¿vives por aquí o por la óptica?- pregunté.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Afortunadamente, ella tomó las riendas de la carreta y comenzó a hablar… aunque haciéndome preguntas.
– Pues, vivo relativamente cerca de la óptica… aunque es probable que pase más tiempo por aquí que por allá – contesté. – ¿Y tú? Cuéntame un poco sobre tí… claro, si no te incomoda. Nunca antes te había visto en la biblioteca .

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Sin querer había empezado un pequeño juego de preguntas y respuestas.


– Soy realmente nueva en esta biblioteca… por eso mi credencial es provisonal; llegué por casualidad, iba en busca de respuestas- respondí y añadí – Y pues ¿qué te gustaría saber de mi? -.

– Mmm, ¿qué tipo de respuestas ibas buscando? –

– Pues, quería entender el ¿por qué? de las pesadillas recurrentes-

– ¿Te acosan normalmente tus pesadillas? – pregunté, pero apenas acabé de decir mi pregunta, me arrepentí… quizá había sido demasiado personal.

No había hablado con nadie sobre la pesadilla que me atormentaba pero, él me inspiraba mucha confianza, de lo contrario no lo habría seguido… decidí contarle un poco, quizá podía ayudarme.
– Sí, desde pequeña y no es que sea muy grande, he tenido la misma pesadilla.

O a la chica no le preocupaba hablar de sus pesadillas con extraños, o el haber creido que era una pregunta demasiado personal había sido un error.
– Pues, yo no recuerdo la última vez que tuve una pesadilla… creo que nunca he tenido la necesidad de explicármelas. Pero ¡vaya! es un buen tema… me parece que debe haber infinidad de libros hablando de eso en la sección de terror, ¿no? – dije riendo con mi último comentario.

Su comentario fue tan espontáneo que me reí.
– De haberlo sabido antes no hubiera buscado en la sección de psicología mis respuestas – .En verdad ¿por qué no buscar en terror? ya algunos antes que yo fueron atormentados por este tipo de cosas.

La gracia con que tomó mi comentario me relajó todavía más.
– En realidad bromeaba, la sección de terror solamente te traerá más pesadillas, o como mucho te transmitirá lo que sintieron algunos dentro de sus pesadillas… pero dudo que encuentres la respuesta que estás buscando. Nunca he leido del tema más de lo que los estudios pudieron pedirme alguna vez, pero me parece que podrías leer algo de Sigmund Freud, creo que él estudiaba los sueños… – le dije.

¿Dije o pensé lo de los autores atormentados? No lo sé… parecía que estuviera leyendo mi mente.
– No, el libro que saqué solo me contó que Freud tenía muchos problemas sexuales y aunque Jung pretendía ayudarme no lo consiguió; creo que tendré que ir con algún “PsicoLoco” vivo para entender mi pesadilla – ya era mucho de mi, algunas palabras más  y él creería que estaba totalmente loca – Ahora, cuéntame algo de ti ¿ vienes seguido?.

– ¡Oh! no tenía idea de que ya habías leido a Freud.. ¿Quién es Jung?… ehm.. sí, vengo seguido… cada que puedo. Me gusta mucho leer, y la biblioteca es el único lugar que tiene libros suficientes para encontrar lo que no busco, y no encontrar lo que estoy buscando. Además, aqui nadie me busca nunca… – le dije.

– Jung es uno de los discípulos de Freud, él decía que los sueños ni significan nada .. o algo asi leí ¿para encontrar lo que no buscas? ¿cómo está eso? -.

Creí que mi intento de retórica mareadora la habría dejado sin interés de preguntar, pero parece que me estaba poniendo atención.
– Pues… jeje – reí – se trata de elegir un libro al azar, leerlo y encontrar en él algo que quizá nunca hubieses buscado… una aventura entretenida, un misterio sin pistas, un cuento para dormir, o una infinidad de preguntas esperando una secuela – respondí dándome un aire de grandeza que casi me provoca otro ataque de risa.

– Leer por leer y verte pronto sumergido en una nueva historia me parece una muy buena idea, lo intentaré algun día – Se nos acababa el tema de conversación y se me ocurrió algo – ¿Te gustaría jugar quit pro quo? -.

A la fecha, no sabría decir qué fue más tonto, si la cara que puse, o la forma en que respondí:

– ¿Eh? –

Había olvidado que pocas personas conocen ese término.
– ¡Ah! es muy simple, tú me haces una pregunta y a cambio de mi respuesta puedo preguntarte algo – no estaba segura si me había explicado bien pero eso fue lo que salió de mi boca.

La forma en que explicó su terminología me resultaba graciosa. En ese momento me fijé que habíamos avanzado ya un trecho decente del camino.
– ¿No te parece que es una forma muy “intelectual” de decir algo que venimos haciendo en las últimas 7 cuadras? –

– Sí, lo es pero lo vi en una película y siempre quise decirlo así jeje- aclaré y era verdad, esas palabras me gustan y  mucho-  ya que he respondido a tu pregunta, es mi turno… ¿ Estamos cerca? – sonreí

– No aún. ¿Tienes prisa? –

– No, solo era una pequeña duda. ¿Por qué mandaste a reparar mis lentes?  –

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

No esperaba esa pregunta, pero tampoco tuve que contestarla de inmediado. Estabamos en un cruce peligroso y ella siguió caminando cuando se puso el alto. La tomé del brazo y la jalé justo antes de que un microbús diera la vuelta y la volviera historia… pero la suerte quizo que a cambio de su vida, me sucediera algo a mí, pues apenas la solté, algo impactó mi espalda y me hizo caer de frente. No tuve que preguntar, el objeto que me había impactado pasó encima de mí en cuanto estuve tirado en el suelo: una bicicleta.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Capítulo Seis.

~ Ilse & Alfred ~

¡Gracias por sus comentarios!

Anuncios

17 pensamientos en “[UAF]Un Accidente Fortuito… [Capítulo 6]

  1. jojo dice:

    Qe bien qe scriban mas seguido de nuevo, ya qe siempre me deja intrigada sta historia…
    ojala no tarde mucho el proximo capitulo (ademas de qe 7 es mi numero favorito) ya qiero saber qe pasara, mientras seguire imaginando.

    GrAcias de nuevo sr. alfred usted siempre tan atentento.
    😀

  2. Edward dice:

    Qué final de capítulo tan… ¡Auch! xD

    Muy bueno, excelente, mejor dicho.

    I can havz moar cheptars plzsz¿¿ 😀

    • Alfred dice:

      ¡Hey tú!
      ¿Qué hacías despierto a esas horas?
      Bueno mejor no digo nada, entre estar editando sorpresas, notando avisos y demás… son casi las 3 am y aquí estoy…
      ¡Gracias por seguir leyendo :D!
      Voy a dormir ‘nas noches.

  3. bonjovi94 dice:

    pobre tu personaje laki le pasan todas jajaja espero el 7 con muchas ganas.

  4. iArq dice:

    Que bien que se te de lo de escribir lakii

  5. xail dice:

    guuau leí 1ero el capítulo 7 que el 6 y por esa equivocación no había entendido mucho el porque del accidente xD jejee -culpa de mi distracción…-

  6. Mili dice:

    La historia no avanza mucho, pero se establece una cercanía entre los personajes. Los diálogos tienen fluidez y se coordinan adecuadamente.
    Espero que la bicicleta no haya causado grandes consecuencias… no me perderé el próximo capítulo para saberlo (buena forma de dejar un “suspenso” para interesar al lector en continuar con la historia).

  7. […] italiano de Adryax: Un niño, un perro y un gato, Capítulo 5 de Un Accidente Fortuito…, el Capítulo 6 de Un Accidente Fortuito…, una segunda entrada de agradecimiento por romper nuevamente el record con ¡152 visitas en un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s