Una Deliciosa Mezcla de Sensaciones.

Buenas tardes tengan todos ^^.

Cuando inicié esta entrada (el día de ayer) decía más o menos algo así:

“Hoy no he tenido presisamente un buen día (ya no digamos agradable). Pero seamos sinceros, a nadie le importa XD.

Así que en vez de aburrirlos con tonterias de mi vida, les dejaré una entrada que salió nadamás porque estoy aburrido… y se me antojó una piña colada en la mano… bien fría. Se me ocurrió entonces un escenario y una situación incompleta.”

Ya sentado el punto en el cual no se porque dejo las líneas de arriba que no tienen reelevancia, procedo a terminar de escribir esto 😛

Dejen que su imaginación haga lo propio y sueñen con el final que se les ocurra para la historia.

~

Afuera llueve, pero el ambiente creado aquí dentro es tan distinto que no me importa.

Las gotas de lluvia golpean la ventana y añaden un delicioso efecto incomparable. Sin embargo, aquí hace calor.

El agua caliente que hay en la gran tina emana un vapor que flota en el aire, sin volverlo pesado… el aroma que percibo no es más que el de una vela que está encendida sobre una silla… sin embargo, mezclado con todo ese tenue olor a canela se vuelve en contra de mi control, descubriendo en mí deseos insucitados.

En las esquinas de la tina puedo ver varios objetos, dos copas llenas de una deliciosa piña colada que he preparado especialmente para la ocasión. Los hielos flotan en las copas, junto con trozos de fresas frescas que he rebanado tan solo para adornar y darle un toque atractivo a las mismas. También, cubitos de mango, rodajas de manzana y unas esferas casi perfectas de melón, a las cuales ella ha añadido chocolate derretido encima.

Pienso que quizá la blanca pared nos brinda demasiada luminosidad, que las velas no se notan… pero no me importa. Observo nuevamente el suelo y el borde de los mosaicos… encima de ellos yacen los pétalos de un ramillete de rosas que he cortado para ella.

La misma Afrodita no podría igualar un escenario tan delicado y seductor como el que esta noche hemos diseñado… solo para nosotros.

Ahí está ella, dentro de la tina… recostada dejando que el agua recorra su cuerpo.

La miro un momento, ¡Qué hermosa es!. No pasa un instante antes de que su voz emita un suave tono que me llama a su lado. “¿No vas a entrar?” me pregunta.

¡Oh! no resisto más… tengo que estar a su lado.

Utilizo la pequeña escalera para subir, mis pies tocan el agua caliente y una sensación eléctrica recorre mi cuerpo erizando todos las terminales nerviosas de mi piel.

Dejo que mi cuerpo se deslice por las paredes húmedas de la tina. Me quedo sentado y cierro los ojos. No hace falta hacer más… en un instante, ella se acerca a mí y con sus dedos comienza a recorrer mis brazos.

Pienso muchas cosas, pero decido que es mala idea abrir la boca en ese momento.

“No abras los ojos” dice ella. Sin pensarlo, obedezco a la par que sus dedos pasan de mis brazos a mis hombros… y después a mi espalda.

No puedo describirles el torrente de sensaciones que sacudieron mi cuerpo en esos breves segundos.

Perdí la noción de mí mismo… con exactitud no sabría decirles ya en que parte de mi cuerpo están sus dedos, o siquiera si siguen ahí. Solo tengo claro que puedo sentirla a mi lado, conmigo.

Por más caliente que está el agua, puedo sentir el calor de su cuerpo detrás de mí… sus labios recorriendo mi cuerpo y sus finos cabellos deslizándose por mis hombros.

Recupero la cordura y noto que está abrazándome fuertemente.

Un exquisito “No te vayas nunca de mi lado” emana de su boca.

No se decir si giré o ella lo hizo, pero para este punto yo ya no estaba dándole la espalda.

Contrario a las indicaciones, abrí los ojos. Ahí estaba… mirándome fijamente y yo a ella.

“¿En qué piensas?”

Si tan solo supieras todo lo que estoy pensando en este momento… quizá huirías de mí… asustada… o quizá, quizá… te apegarías más… y en este momento nos uniríamos en un solo ente, elevándonos al mayor punto de éxtasis que existe en este universo.

Como si leyeras el silencio, te acercas lentamente a mí y dices “Yo también así lo deseo”.

Cierro nuevamente los ojos y siento tus labios en los mios. Tus brazos se atan a mi espalda, cual cadenas… tus piernas rodean las mias, y en un instante todo se convierte en otra cosa…

Pero ahí estas conmigo y solo para mí.

En el comienzo de algo maravilloso.

~

~ Alfred ~

Anuncios

10 pensamientos en “Una Deliciosa Mezcla de Sensaciones.

  1. Ilse dice:

    Simplemente WOW
    La capacidad con que transmiten tú y tus escritos no dejan de asombrame.
    Es hermoso y enteramente “sensual” .
    Eres un gran escritor!
    Sigue asi 😄

  2. Asiul dice:

    Bravoo!!!!

    Que bonito, la veradad me gustó bastante!
    e Ilse tiene razón eres un gran escritor, dejas en las mentes imáges tan preciosas de tus escritos que me encantan.
    (:

  3. Xarady dice:

    Con esto haces que explote cualquier tipo de sensaciones, como si lo hubieras sacado de un bello sueño o de una fantasía, que a mí o a cualquiera hace que se le enchine la piel. Afortunada se debe de sentir ella de ser la inspiración de esta pequeña historia…

  4. Mili dice:

    Es un texto buenísimo que despierta la imaginación. ¡Qué bueno que escribiste al principio que cada quien se iagine el final que quiera! También acad quien deberá imaginarse el antecedente que quiera.

  5. […] la entrada “Una Deliciosa Mezcla De Sensaciones.” publicada el día 7 de Agosto de […]

  6. […] nuevamente el record con ¡152 visitas en un día!. Después viene una entrada hecha delicadamente, Una Deliciosa Mezcla de Sensaciones, el Capítulo 7 de Un Accidente Fortuito…, una entrada breve y bonita titulada Bajo el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s