Sensaciones ocultas, descubiertas por error.

09/11/2010 – (09/21)

Si alguien pregunta, me gusta mucho la carne asada.

Pero claro, bien acompañada por nopales, cebollitas, tortillas y alguno que otro vaso de refresco .

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

¡Hola!

¿Recuerdan la entrada “Una Deliciosa Mezcla De Sensaciones.” publicada el día 7 de Agosto de 2010?

Pues resulta que tuvo una cadena de interesantes reacciones inesperadas por parte de algunos y algunas lectoras.

Aunque hubo pocos comentarios, por correo electrónico recibí ciertos comentarios que incluían alteraciones y versiones nuevas de mi escrito, con ideas nuevas y similares. Fue muy interesante poder leerlas todas, ya que comprobé una vez más que todos tenemos deseos ocultos en nosotros, lo único que nos falta es tener el medio para expresarnos.

Del mismo modo, siempre he tenido claro que los medios de expresión no son siempre favorables, pues quizá no nos gustaría que determinadas personas lean lo que pensamos, o nos avergüenza que las personas cercanas a nosotros se den cuenta de todo lo que pasa por nuestra cabeza. A veces, la posiblidad del anonimato ayuda mucho, pero no siempre es la adecuada.

Una de estas personas, me pidió que publicara su trabajo, aunque también insistió en que previamente a esto, hiciese (yo) una edición de su texto, agregándole algo de mis ideas y tratando de quitarle cualquier contenido que pudiese ser ofensivo.

Por lo tanto, aquí les dejo su trabajo.

La autoría de esta entrada queda en el anonimato, con 4 menciones únicas:

1) Es una mujer quien escribió esto. Les dejo aquí la versión original. Me limité solamente a poner acentos y algunas comas.

2) Respondiendo a la petición de agregar ideas mias en la edición, dejo abajo el trabajo hecho por mi. El texto original fue levemente editado, por respeto al público lector. (Es decir, en la parte de abajo encontrarán MI trabajo).

3) Este texto podría no ser apropiado para menores de edad, o personas con mentalidad cerrada. Les recuerdo que este es un medio de expresión libre. (Y estoy consciente de que la versión original es redundante y tiene errores gramaticales, pero la dejo así porque guarda el deseo de la autora)

4) Les recuerdo que mi versión está hecha en base a la original… para que luego no digan que tengo gustos raros o algo así (xD)

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Versión ANÓNIMA (ORIGINAL):

Era una noche especial, habíamos quedado vernos en su casa, no sabía cómo vestirme para esa cita tan especial, así que decidí ponerme un vestido negro y escotado. Cuando llegué a su casa él  tenía todo listo, la cena romántica, las velas, el vino y el vestido siempre tan elegante como me gusta. Al entrar, me pidió quitarme el abrigo y comenzó a besarme el cuello, los hombros, la boca, empezó a jugar con mi cabello y cuando sentía que ya no podía más, me pidió que esperara. Abrió la botella de vino que tanto me gustaba y me sirvió una copa, brindamos y comenzamos a comer, todo estaba tan delicioso pero aquella sensación no me dejaba tranquila.
Me pidió que cerrara los ojos y me llevó cariñosamente, me dijo que abriera los ojos y para mi sorpresa había preparado el jacuzzi tal y como había soñado, lleno de petalos de rosa sobre el agua, velas aromáticas prendidas y el agua tibia.

Me comenzó a quitarme la ropa suavemente mientras me besaba todo el cuerpo, sentía que me volvia loca pero él me decía que esperara, al tenerme completamente desnuda me dijo que me metiera al agua, no me distraje ni dos minutos y el habia desaparecido, cuando me di cuenta estaba de regreso con un plato lleno de frutas cubiertas de chocolate que dejó a un lado del jacuzzi, para ese momento el solo traía una bata que dejó caer al piso para poder meterse en el agua.
Yo no sabía qué hacer y entre risas inocentes comenzó a besarme poco a poco los labios y el cuello, comenzó a acariciarme el cabello, luego los brazos y las piernas, mientras yo lo empece a acariciar sus brazos fuertes y su espalda, cuando de repente se alejó de mi para ofrecerme a la boca esa rica fruta que habia traido pero justo al momento de morderla, él la retiraba y se reía.

Dejó a un lado el plato y me dijo palabras dulces al oído, y comenzó de nuevo a besarme y acariciarme ahora sin ninguna restricción, lo tomé del cuello y nos besamos apasionadamente, sentía tan cerca su cuerpo junto al mio, habia una explosión de sensaciones y sin darme cuenta me encontraba abrazándolo tan fuerte con mis dedos que hasta pude sentir que arañaba su espalda.

Él me tomó de la cintura y me puso sobre él, estábamos tan excitados que hasta sentí como un escalofrío recorría todo mi cuerpo, entre un movimiento de vaivén no dejaba de besarme el cuello y acariciarme todo el cuerpo, sostenía mis piernas con tanta fuerza pero, lo que sentía era tan fuerte que apenas notaba que no podía dejar de tomarme, entre besos y caricias no me dí cuenta que me sacó cargando del jacuzzi para llevarme a su cama, aún escurriendo de agua me tiró sobre ella y comenzó a besarme las piernas, los muslos, el abdomen hasta llegar de nuevo a mis labios, me sentía tan extasiada y comenzó de nuevo, estaba dentro de mi y no quería que parara, cambiaba de posición, yo no hacia nada, él no quería que lo hiciera, solo me estaba dejando llevar,
cada vez era más fuerte, más rápido sentía que algo dentro de mi explotaba, los sonidos que él hacía me encantaban. El notó que con mis manos tomaba las sabanas con tanta fuerza que tomó mis manos y se entrelazaron con las suyas, pero no parábamos, podía acabarse el mundo y nosotros seguiríamos, yo grité tan fuerte que tuvo que callarme con un beso. El continuaba, no podíamos parar, después que me cargó y me llevó contra la pared y tan solo sentir mi espalda contra la fría pared hizo que deseara más, siempre supo que el frio sobre mi piel era mi perdición, él seguía tan fuerte como desde un comienzo, yo solo mordía mis labios y no podía dejar de pensar que amaba a este hombre, cuando en ese mismo instante el termino y me dijo al oído que él también me amaba, acabamos tirados en la alfombra cubiertos solamente con una sábana, aunque no hacía falta pues el simple calor de su cuerpo desnudo me bastaba.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Edición de Alfredo (VERSIÓN EDITADA):

Era una noche especial, habíamos quedado de acuerdo para vernos en su casa. No sabía cómo vestirme para esa cita tan especial, así que decidí ponerme un vestido negro y escotado. Cuando llegué a su casa, él tenía todo listo ya: Una cena romántica, velas como adorno, vino… y sobretodo: portaba un traje tan elegante como él mismo.

Apenas entré, tomó mi abrigo y besó mi cuello… mis hombros… mi boca…

Empezó a jugar con mi cabello… no recuerdo cuándo fue la última vez que alguien provocó que mi cuerpo encendiera todas sus terminales tan fácilmente. Cuando sentí que ya no podía más, intenté besarlo, pero me detuvo y me pidió que esperara.

Abrió la botella de vino, una gran cosecha, él sabía cada detalle que me gustaba… sirvió dos copas y brindamos. Comenzamos a beber y cenar. ¡Todo estaba delicioso!, sin embargo, aquella sensación maravillosa de minutos atrás, seguía presente en mi cuerpo.

Cuando no quedó más para cenar, me pidió que cerrara los ojos. Tomó mis manos y me llevó cariñosamente escaleras arriba. Un aroma exquisito llegó a mi nariz, abrí los ojos; delante de mi había un soberbio jacuzzi de color negro. Como si él hubiera leído una de mis más grandes fantasías, ahí estaba plasmado todo cuanto alguna vez había soñado: El jacuzzi lleno de pétalos de rosa, velas aromáticas emanando el exquisito aroma. Tan sólo para comprobar, con uno de mis dedos palpé la superficie del agua: estaba tibia. ¡La idea de entrar hizo que todos los vellos de mi cuerpo se erizaran! Era casi perfecto, solamente había un pequeño detalle que faltaba, pero habría sido demasiado…

Sin darme cuenta, él quedó detrás de mi. Comenzó a quitarme la ropa suavemente mientras besaba todo mi cuerpo… sentí que me volvía loca con cada beso suyo, por cada intento de moverme y quedar de frente, él me pedía que esperara.

En cuanto quedé completamente desnuda, me pidió que entrara al agua. Mientras yo hacía eso, él desapareció.

No supe cómo reaccionar, pero en cuanto intenté preguntármelo, él estaba de regreso. En sus manos, traía un plato lleno de frutas cubiertas de chocolate… ¡El detalle faltante en mi sueño, ahora era perfecto todo! Dejó el plato a un lado del jacuzzi, se acercó y dejó caer la bata que cubría su excelso cuerpo, tan sólo para meterse al agua… a mi lado.

Yo no sabía qué hacer. Entre risas inocentes, comenzó a besarme poco a poco los labios y el cuello. Ahí estaba de nuevo acariciándome el cabello, los brazos, las piernas… ya no pude contenerme y acaricié también esos fuertes brazos y su espalda.

De repente, se alejó de mi para poner en mis labios unas pequeñas rebanadas de esa deliciosa fruta que había traído. Cuando me disponía a morderla, él la retiraba y se reía. Jugueteamos un poco con la fruta en nuestros labios, hasta que dejó el plato y me dijo palabras dulces al oído. De nuevo estaba besándome, pero la forma en que lo hacía era distinta: sin restricciones.

Lo tomé del cuello y nos besamos apasionadamente, sentía su cuerpo tan cerca del mio… había una explosión de sensaciones y sin darme cuenta, me encontraba abrazándolo tan fuerte con mis manos y dedos que mis uñas arañaban su espalda.

Como si se lo pidiera, tomó mi cintura y me puso sobre él. Estábamos tan excitados… un escalofrío recorría todo mi cuerpo entre cada vaivén existente entre nosotros. Él no dejaba de besar mi cuello y de acariciar cuanto podían abarcar sus manos.

Sostenía mis piernas con tanta fuerza, que de un momento a otro me sacó cargando del jacuzzi. Antes de que pudiera siquiera preguntarme la razón, estábamos acercándonos a su cama… aún escurriendo agua, me tiró sobre ella. Besó mis piernas, mis muslos, mi abdomen, siguió recorriendo mi cuerpo hasta llegar de nuevo a mis labios. Me sentía tan extasiada… pero no hizo falta pedírselo… comenzó de nuevo, estaba dentro de mi y no quería que se detuviera. Yo no hacía nada, él no me dejaba: tan sólo me dejaba llevar…

Cada vez era más fuerte, más rápido… sentía que algo dentro de mi explotaba, los sonidos que él hacía me encantaban. No me importó que él notara cada que yo tomaba las sábanas y las apretaba… las apretaba con tanta fuerza, que para cuando él tomó mis manos y se entrelazaron, un hilo de sangre escurrió de sus nudillos.

En ese momento sentí que el mundo podría acabarse, pero nosotros seguiríamos. Grité tan fuerte que tuvo que callarme con un beso.

Él continuó, no podíamos parar. Me cargó y llevó contra la pared… el frío de la pared en mi espalda me hizo desearlo más. Él siempre supo que el frío sobre mi piel era mi perdición. Seguía tan fuerte como desde el inicio, yo solo mordía mis labios y no podía dejar de pensar que amaba a este hombre… mis pensamientos inundaban todos los canales de mi mente, para terminar en mis oídos, donde pude escuchar de sus labios que también me amaba.

Nuevamente grité de placer, pero en esta ocasión, gritamos juntos y caímos a la alfombra. Jaló una de las sábanas de la cama y nos cubrimos… aunque no hacía falta: el simple calor de su cuerpo bastaba para ahuyentar de mi cualquier frío.

~ Alfred ~

 

Anuncios

11 pensamientos en “Sensaciones ocultas, descubiertas por error.

  1. Anónima dice:

    si me gusto
    a excepción de una parte
    “las apretaba con tanta fuerza, que para cuando él tomó mis manos y se entrelazaron, un hilo de sangre escurrió de sus nudillos.”

    eso no me gusto

    lo que me gusto es que le diste un toque especial, como poetico o no se…
    pero esa parte no se xq la agregaste
    sangre?? de los nudillos??
    eso ya no suena bonito como todo lo demás
    x la forma en que tomaba las sábanas ella se lastimo?

    • Alfred dice:

      No, ella lastimó las manos de él; en su pasión, le enterró las uñas. Los nudillos sangrantes son los de él.

      • Anónima dice:

        aaah ya ya
        despues de eso…
        me encanta jaja
        estuvo genial, me gusto =D
        te digo que le diste un toque singular

        me gusto muchisimo

        jajaja pero noté que te dio pena publicarlo .
        xq nadie te ha comentado???

        tas re lokito

        y luego escribiste q escribo redundante y tengo errores gramaticales

        • Alfred dice:

          “Me comenzó” claro que hay redundancia y errores gramaticales 😛

          Pero bueno, me alegro por que te haya gustado. Era la idea, porque el texto original es tuyo 😉

  2. Asiul dice:

    ammm aunque ya había leido esto o algo parecido, creo que a ambas versiones les falta algo

    no termina de gustarme

    • Alfred dice:

      ^^
      ¿Qué les falta?

      • Asiul dice:

        una forma más “sensual” de contar algo así, a mi parecer hay palabras que rompen ese hilo de sensualidad, como ejemplo “Me cargó y me llevo contra la pared”
        la palabra cargó, siento que en vez de pasión fue una cargada de bulto, no logro imaginar algo erótico con esa palabra… pero en fin quién soy yo para criticar, es mi opinión.

        • Alfred dice:

          ¿Quién eres? Una lectora. Los lectores hacen famosos e interesantes a los escritores.
          Sin lectores, un escritor no es nada.

          Muchas gracias por la crítica opinión 😀

  3. […] Pero No Encontró Algo Más, Una Estrella, Media Centena De Razones (Geeks) Para Tener Sexo, Sensaciones ocultas, el segundo capítulo de “Ágatha”II/X, Relaciones Interpersonales, ¿Levantarse o no?, […]

  4. Ilsita dice:

    Yo concuerdo con Asiul, le falta sensualidad mjm
    Pero también sé que es muy difícil darle ese toque a un escrito asi.
    Si hay un cambio entre las versiones pero puede mejorarse 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s