Mi viejo amigo, el gato Nim.

Más de dos años han pasado desde que una idea se forjó en mi cabeza, dando forma a la historia “Ágatha”. La diferencia de esta historia – en comparación con las otras publicadas en este blog – es que no la escribía directamente en línea, si no que hice borradores a mano, luego pasó por la aprobación de quien entonces era mi editora y de otro par de personas. Tras tener la aprobación de ellos, la capturaba y subía al blog. Por razones personales (problemas, más que nada) dejé de escribir la historia por mucho tiempo. Aunque tenía esbozos de lo que quería que fuese la continuación, e ideas generales, nunca volví a escribir un capítulo completo de esta historia.

Aunque dejé de escribirla, la historia siguió pública en el blog por un tiempo. Después la inscribí a un concurso en la UNAM y debido a las reglas del mismo, tuve que “desaparecerla” del blog. Para bien o para mal, no gané ni mención honorífica en aquel concurso, pero se me olvidó poner públicamente el cuento de nuevo.

¿Por qué les estoy platicando esto?

Si pensaban que es porque volveré a escribir Ágatha, pues están equivocados. Aunque sí está en mis planes, no lo veo factible, al menos no en estos días. Quizá para febrero tenga algo de tiempo libre y pueda hacerlo, pero no aseguro nada.

Antes de terminar de explicarles de qué hablo, les comento que para  “conmemorar” este hecho, a partir de hoy volverán a estar públicos los dos capítulos terminados de Ágatha.

I/X ~ ~ ~ II/X ~

Y como antes, podrán acceder a ellos desde las pestañas de historias, con la etiqueta [AGT] (en la parte superior derecha del blog).

Nuevamente, agradezco el apoyo que dieron en su momento a esta historia.

Ahora sí, pasemos a lo interesante.

Después del rechazo en el concurso, Ágatha quedó en el olvido. Sin embargo, hace algunos meses (en Julio) recibí la invitación por parte de un grupo de escritores que tienen una revista en línea, para publicar un cuento mío que fuese de terror, suspenso, horror, misterio o afines. Primero pensé en escribir uno nuevo, pero recordé a la vieja y bella Ágatha oculta en lo más recóndito de este blog, así que lo edité un poco y se los envié. El resultado, fue la publicación del cuento en la página 33 del número 3 de la revista PENUMBRIA, junto con otros cuentos.

Tras la publicación, se me invitó a publicar nuevamente para esa revista, pero no creí que fuese buena idea entregar el segundo capítulo, ya que no había más después de eso. Les envié la historia que pudieron leer a principios de noviembre (Situación de peligro 32-1) pero no fue posible publicarla debido a la longitud del texto (más del triple de cuartillas límite), así que ahí quedó temporalmente mi participación para esa revista.

Para cuando publico estas líneas (26 de noviembre), la revista tiene 6 números publicados (0,1,2,3,4,5)  y el 6 está en edición.

Si gusta leer estas publicaciones, pueden verlas y descargarlas en este enlace. O pueden visitar directamente el blog de PENUMBRIA.

Y continuando con el tema principal, todo este merequetengue de letras es debido a lo siguiente:

Presentación PENUMBRIA
El día 28 de noviembre (próximo miércoles) en celebración a los 6 meses de la revista, se hará una presentación de la misma.

Habrá lectura de cuentos, comentarios de columnistas e ilustradores, proyección de cortometrajes, chelas de cortesía, venta y rifa de libros y música en vivo a cargo de HOMBRE BESTIA y SUPERSTELAR .

El lugar del evento será en el Foro Cultural “Casa Hilvana” ubicado en la calle Colima, número 378 (Entre Salamanca y Cozumel) en la colonia Condesa (México, Distrito Federal). La entrada es libre, a partir de las 8:30 de la noche. Se pretende que inicie a las 9:00 y que tendrá una duración aproximada de 2 horas.

Y sí, por si se lo preguntan, voy a estar presente en el evento. Y sí, también voy a ser parte de él. Dentro del programa de lectura de cuentos, presentaré el primer capítulo de Ágatha.

Así pues, si gustan asistir al evento, están todos cordialmente invitados.

Sin más que decir, me despido. Hasta la próxima entrada.

Nos vemos en las penumbrias 😉

~ Alfred ~

Anuncios

2 pensamientos en “Mi viejo amigo, el gato Nim.

  1. Ilse dice:

    Àgatha lo merecìa, yaaaaay 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s