El ángel de alguien más.

El frío de la noche era tan fuerte que aún en mis sueños podía sentirlo. Los temblores que acompañaban los finos vellos de mis brazos eran producto de la brisa que se colaba entre las diminutas rendijas de la ventana, aún estando cerrada.

Mi cabeza daba muchas vueltas y el corazón me susurraba que aquel momento al que todos temen había llegado. Cada minuto que avanzaba, estaba un paso más cerca de mi destino final.

Con los ojos cerrados, percibí mi entorno. La temperatura descendía y la obscuridad me rodeaba. Me transporté al mundo de los sueños de un instante a otro.

Soñé que un ángel venía a mi lado, que consolaba todo el dolor de mi corazón con su suave y cálido aliento. Sus suaves manos acariciaban mi cabeza, removiéndome el cabello para calmar mis ideas.

Soñé que se quedaba a mi lado, para no dejarme caer en la tristeza, que no se iba, que no me dejaba solo. Sus dedos paseaban suavemente por mi espalda, liberando todo riesgo de tensión en mi, relajando mis músculos y sacando la tristeza a través de los poros de mi piel. Con sus tersas alas me abrazaba una y otra vez, dejando en mi un manto protector que me hacía sentir querido por última vez

Soñé… soñé… y soñé.

Pero al abrir los ojos, ya no era un sueño.

Aquello en vida seguía igual. Nada había cambiado, excepto por una pequeña cosa en mi cabeza. Un pensamiento. Una decisión.

 

Tras un par de parpadeos, me puse de pie. Ya no hacía frío y la obscuridad estaba disuelta totalmente.

 

Caminé hacia la ventana y vi el sol naciente. Extendí mis alas y volé hacia el horizonte.

Sonreí.

En ese momento, supe que quería ser el ángel de alguien más.

 

~ Alfred ~

Anuncios

8 pensamientos en “El ángel de alguien más.

  1. Xim. dice:

    Qué fantástico, me gustó mucho.

  2. eritia dice:

    Se lee liberador y tranquilizante, muy bonito. :3

    • Alfred dice:

      A veces el siguiente paso es liberador, pero eso no quita que conlleve consecuencias y responsabilidades.

      Gracias por leer y comentar, es padre verte de vuelta por estos lares.

  3. China Power dice:

    Gracias por compartirlo!!

  4. Mili dice:

    ¡Me gustó! Breve y con sentimiento. Buen final.

  5. A pesar de que en momentos somos nosotros mismos quienes añoramos a gritos un ángel,
    no debemos olvidarnos que posiblemente hallan personas que lo necesiten aún mas.
    Y en lo personal creo que habría una enorme satisfacción en poder hacerse de ese papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s