Pequeña auto-nota sin nombre.

A veces recuerdo que estoy despierto y con vida, que he vuelto del otro lado, en camino hacia mi destino final. La adrenalina crece adentro de mi, recordándome que hay que crecer, esperar y encontrar. Creer en el poder de la dedicación, permitir que las llamas de mis ojos salga para arder en desafíos, cambiar los engranes de mi maquinaria y montar a través del fuego.

Ser fuerte, sacrificar las dependencias y meter las manos al ruedo, ser el primero en levantar mi propio vuelo y culminar ese único deseo, romper la línea de meta, correr contra las manos del tiempo, ser la solución final al problema inicial, hacer que dure, que sea único, hasta que las cosas tomen forma y afronte la evolución.

Levantarme, testificar un nuevo comienzo, con el corazón ardiendo y la devoción lista para satisfacerse, porque soy mi propio enemigo, en contra del tiempo, en contra de mi mismo, en contra de una emoción interna y esperando caer sobre mi propia corona.

Al final, el único triunfo es personal. Y la derrota no existe.

 

 

~ Alfred ~

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s