[PPE]El Sello de los años tejidos. 09/16

[El Sello de los años tejidos.]

Querido lector, nos volvemos a encontrar. Este es, el Zodiaco escribiendo.

Para este punto de la historia tendrás muchas dudas, la confusión te habrá acompañado desde el primer punto en letra que pudiste apreciar. Estoy seguro de que no sabrás de qué se trata esta narración, de que difícilmente habrás entendido el volumen de las cosas. Déjame decirte, que no es mi deber aclarártelo, si no de aquellos quienes cuentan su propio camino, su historia, su vida.

Sin embargo, estos personajes no llegaron al presente como para dejar un legado, para contar sus anécdotas y vivencias. Algunos, como yo, estaremos siempre presentes en la vida de los mortales, y vigilaremos de cerca a aquellos que se acercan a lo más parecido que existe a la inmortalidad.

Hace mucho tiempo, hubo un hombre llamado Zhegel. Él era común y corriente, como muchos de los mortales que conoces. Realizaba actividades normales para personas… normales. Se alimentaba, convivía con sus relativos y dentro de lo posible, buscaba educarse.

En algún punto de su vida, Zhegel sufrió un dolor muy grande, devastador. A partir de ese momento, empezó a sufrir trastornos mentales que lo orillaron a conocer la locura, la demencia y la pérdida de sí mismo. Los doctores de esa época lo dieron por imposible. Un caso difícil de resolver y sin alguien con el fervor necesario para atenderlo.

Dejaron que el pobre Zhegel vagara sin rumbo, dentro de los alrededores del lugar donde habitaba. Con el paso del tiempo, sus propios familiares comenzaron a ignorarlo, limitándose a alimentarlo o asearlo.

Aún en contra de los pronósticos, él comenzó a recobrar la cordura. Sin embargo, no fue una cordura normal, pues en una ocasión, uno de sus pensamientos se materializó, dándole forma a un Zhegel idéntico, una copia de él.

Y ahí estaban, uno enfrente del otro, mirándose, observando cada detalle de sí mismo, reflejado en cada milímetro de quien estaba enfrente de sí.

Zhegel admiraba la fisonomía de su contraparte, mientras que él observaba cada detalle del primero.

Notaron que eran idénticos físicamente, pues no podían ignorar las diferencias mentales que presentaban. Uno podía representar perfectamente al bien y el otro al mal. Sin embargo, este juicio era errado, pues ninguno de los dos era completamente puro en su luz u obscuridad.

Por querer diferenciarse, la otra parte de Zhegel, se bautizó como Aeghel, buscando aparentar ser un opuesto, el principio, para quedar el otro como un final. De A a Z eran un todo.

Siendo tan similares y distintos a la vez, Aeghel decidió huir de Zhegel, pues el último sólo podía sentir dolor, rencor, odio. Aeghel lo último que quería era tener contacto con un ser tan despreciable, no deseaba convertirse en algo tan hostil… así fue como en el siguiente instante, ya no estaba ahí: había partido, lejos, en donde no pudiesen encontralo.

En cuanto Aeghel partió, Zhegel se sintió vacío y se derrumbó. No tardó mucho en darse cuenta que sin Aeghel, estaba incompleto, inservible, inútil.

Decidió entonces buscar por donde fuese necesario a su contraparte. Comprendió entonces que para poder alcanzarlo, pero antes, debía  aprender, cambiar y mejorar.

El problema fue que no lo hizo en el sentido correcto. Zhegel eligió el camino del poder, de la ambición y la destrucción.

Lector, lectora: lo que habéis ido leyendo a través de estos pergaminos, no son más que los pensamientos de Zhegel y Aeghel. No te diré cuál pertenece a cada quién, tú mismo deberás descifrarlo, aunque, claro, es muy sencillo.

Saber debes, que tras muchos años de búsqueda, por fin él se encontró, ellos se encontraron. Ahora, podrás leer lo que sucedió entre ellos.

Para facilitar tu entendimiento, te diré que los diálogos entrecomillados, son los pensamientos o recuerdos de alguna de las partes. Normalmente, son los pensamientos que uno pone dentro de la cabeza del otro, tratando de hacerlo cambiar de parecer.

 

Algo parecido a un arma de fuego apuntaba a mi cabeza, parecía que Zhegel tenía la determinación de matarme, sin embargo yo sabía que no sería así, pues necesitaba de mí para estar completo.

Como vio que eso no causaba ningún cambio en mi, decidió cambiar el objetivo y apuntó a su propia sien.

 

Apretar el gatillo ahora podría, si se le antojase un héroe ser. ¿Acaso cree en la vida después de la muerte? Él era lo que era, lo que yo era y no tenía que fingir ser.

“La aplicación de un corazón solitario, tan cálido y ¡Oh! Tan débil.”

Mis ojos se fracturaron en un molde, queriendo satisfacer mi curiosidad, absorbiendo todo cuanto podía observar.

“Espera a que la mañana se vea diferente un día, lleva contigo el peso de todos. Todos aquellos que nos dicen lo que está mal, nos niegan a ambos, creen que tenemos un destino secreto, un sello tejido a través de los años. Ellos esperan que regresemos a imponer un equilibrio.”

Una comezón incesante en mi cabeza, causada por un muro de reclamos murmurando dentro de mí, aplastando suavemente mis pensamientos, haciéndome ceder.

“Será mejor que me dejes hacerlo.”

Ahora ven a mi alma, tómala y hazla tuya. No tardes, hazlo en este día de lluvia. Después puede ser demasiado tarde para un retiro completo.

 

Déjame leer tus pensamientos, ¿qué hiciste mientras yo no estaba?, ¿cómo fue que nos separamos?

 

 

† Alfred †

Anuncios

2 pensamientos en “[PPE]El Sello de los años tejidos. 09/16

  1. Asiul dice:

    mmmm me gustaba la dinámica de la carta (la primera) pero esta sinceramente no me gustó.
    Si bien ya aclaras algunas dudas en cuanto a la historia le quitas, casi repentinamente, el sentido a leer.

    Digo a mí me hubiera gustado desifrar eso como lector de los capítulos, sin embargo ahora que sé que, en efecto, hay una dualidad y una cuestión cosmica entre el bien y el mal, a A a la Z un todo en partes, me quitas la poderosa arma de la curiosidad.

    ):

    • Alfred dice:

      Lo siento Ana. Justamente esperaba revelar todo hasta los últimos 2 capítulos, pero los comentarios que había recibido hasta ahora, eran quejas de que no se entendía lo que estaba escribiendo.

      Pero de todos modos, dejé detalles para que descubriesen 🙂

      Gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s