CPMX3: Agendas Jueves y Viernes.

Hola, ¡buenos días!

Acabo de notar que antenoche y anoche no les puse las agendas de actividades que tuve ayer (y la que tendré hoy), así que vengo nada más a dejarles estas dos imágenes (aunque la primera ya no tiene mucho sentido).

Agenda Jueves.
Que tengan todos un buen día, recuerden que sin importar las circunstancias, uno decide ser feliz o no. :]
Agenda Jueves

Agenda Viernes.

Agenda viernes.

~ Alfred ~

Anuncios

Diario de un campusero: Día 4

Jueves 21 de Julio, 2011.

Nueve y algo de la mañana…

Hoy también me quedé dormido, me dieron las 8 y media. Gracias a una llamada de teléfono, pude pararme sin mayor problema. (Gracias, muchas gracias.)

Hay mucha fila en las regaderas, pero corro con suerte y la que me toca ¡sí tiene agua caliente!, me baño a gusto, me visto y salgo a desayunar.

El desayuno hoy, consta de huevo, chilaquiles (¡verdes!), café, agua de mandarina, pan dulce y fruta. Ya saben que a mi me da hambre más tarde, así que tomo un bolillo  y 3 panes dulces para más tarde (lo sé, no debería… pero el hambre es canija).

Al terminar el desayuno, me dirijo al área de robótica (en la zona de Ciencia) para escribir estas líneas en lo que inicia el taller de “LEGO, tan flexible como tu imaginación”.

Antes de platicarles el día de hoy, narraré un poco de lo que sucedió anoche aquí en #CPMX3.

Anoche, después de tomarme la foto con el señor “Maddog”, me senté en la zona de Innovación, junto con mis amigos, @LordSamas y Freeman. Estuvimos “perdiendo el tiempo” (descargando cosas, jugando y conversando). Se supone que yo iba a escribir la entrada de crónica del día 3 (a terminarla, ponerle las fotos y darle formato) y a editar… pero en vez de eso, estuve platicando un poco con @JavierSantoyo, acomodando unos archivos… y en esas estábamos, cuando un joven llegó exponiéndonos un “problema”. Resulta (según él) que su computadora tenía un antivirus instalado y no podía desinstalarlo. Hasta ahí, suena a una burla, pero él continuó diciendo que ya había ido con “expertos” y nadie había sido capaz de solucionar el problema, que “absolutamente nadie aquí” sabía cómo hacerlo y que estaba resignado. Preguntó si alguien ahí era informático (Freeman y yo intercambiamos miradas) y que si de milagro podíamos ayudarlo.
La reacción inmediata de todos nosotros fue sugerirle cosas; desinstalar manualmente, desde el panel de control, restaurar el sistema, formatear la computadora, etc… en especial, lo primero que le dije (y lo más sencillo) es que se bajara desde la página del antivirus un programa para removerlo.
Para todo (absolutamente todo) lo que le dijimos, él argumentó que “ya, ya, ya, ya hice eso, ya hicieron eso, ya probamos aquello”. Para no hacerles el cuento largo, según él ya había probado todo y su computadora era un caso perdido.
Aquí, voy a dejarles una enseñanza de vida si planean ser informáticos: No confíen en el cliente todas las ocasiones. Ese fue nuestro gran error. Creyendo que él tenía la razón, nos arrancamos los cabellos tratando de descubrir qué tenía la computadora, inventando soluciones y probando experimentos.
Después de 2 horas (que por cierto, el individuo nos presumía sus cualidades y se quejaba de los “defectos” de esta edición de campus party, me dejaron solo. Decidieron moverse a la zona de juegos e ignorar al dueño de la computadora.
Sinceramente, quería hacer lo mismo, pero me parecía grosero irme sin decir nada… además, (ustedes saben que casi no soy orgulloso ni me gustan los retos), estaba esa deliciosa idea de ser “el único” capaz de reparar esa misión imposible de computadora.

En un momento que se “distrajo”, me metí a la página del antivirus, descargué el programa removedor, lo puse en un disco duro externo, lo conecté a su computadora, lo ejecuté en modo seguro… y listo, problema resuelto. Para los que saben de qué estoy hablando, entenderán que esto no requiere gran ciencia, ni gran cerebro… ni siquiera ser un informático. En realidad es algo que cualquiera debería saber que se DEBE hacer, debido a que viene en los términos e instrucciones de cualquier antivirus (claro, nadie las lee). Freeman regresó y le instaló otro antivirus. El tipo se veía contento… pero ni las gracias nos dio cuando se fue… vaya gente. Aún así, el ego subió un poco (aunque pensándolo bien, con tanto hablar y negar, podría pensar que ningún “experto” revisó su computadora, sino que le dieron el avión) en fin.

Mientras hacíamos todo esto, el escándalo en el recinto era impresionante. Considerando que pasaban de las 2 de la mañana, alguien normal no podría imaginarse que había un escándalo digno de una fiesta regional. Campuseros corriendo de un lado a otro, gritando tonterías, chiflando. De algún lugar apareció una guitarra y empezó un desfile por todo el campus cantando las mañanitas.
Al principio, resultó gracioso… pero después de escuchar una y otra vez las mañanitas, me harté y decidí irme a dormir… aunque claro, igual ya eran las 4 de la mañana.

~

Regresando al día de hoy (aunque eso también es parte del jueves XD), me encuentro en la zona de robótica, esperando a que inicie el taller de LEGO.

A lo lejos, alcanzo a ver que se está formando una fila. Déjenme contarles, que hay un regalo esperándonos, llamado “Welcome pack”. Los rumores dicen que es una mochila. Resulta que la fila es para recibir el “Byebye pack” (que en realidad es el welcome pack, pero como nos lo están dando en los últimos días, de broma se le cambió el nombre)
Dejo mis cosas encargadas y me formo. Afortunadamente estuve en los lugares de casi hasta adelante, pero pronto la fila fue incrementando…

Pasadas las 10 de la mañana, comienzan a repartir los packs, hay 2, uno negro y otro color crema. A mi me toca uno color crema (las mochilas negras eran más grandes y con más bolsas). Adentro, puedo encontra 2 playeras, 1 pulsera, 1 cilindro (para agua), 2 libretitas, publicidad y una pelotita de goma (de esas para apachurrar cuando uno está estresado)

Regreso a la zona de robótica y me entero que el taller del día de hoy es continuación del que tuvieron ayer… así que ¡no podré participar! (como que me suena conocido a algo que me pasó ayer con los sables láser…) resignado, miro la agenda de actividades y decido moverme a la zona de Social Media, para escuchar la conferencia de “WordPress Ninja”

La conferencia parece bastante interesante. El ponente inicia preguntándonos quién tiene blog, quién usa wordpress, quién sabe diseñar themes, widgets, etcétera. La explicación es sencilla los primeros minutos, pero después de unos minutos, empieza a usar terminologías demasiado técnicas, además de hablar de PHP y SQL. Una gran parte del público empieza a retirarse con cara de “No estoy entendiendo nada”. La conferencia sigue y el público empieza a disminuir. Afortunadamente entiendo lo que está diciendo, pero empieza a tornarse aburrido.
Recibo una llamada, contesto y es mi amigo Mauricio diciéndome que vino a visitarme. Me levanto y dejo la conferencia. Es hora de conocer la zona expo para visitantes (Sí, pueden venir a conocer una parte del campus party sin haber comprado entrada)

Resulta que en la zona expo hay puestos de algunas compañías, mostrando y vendiendo sus productos.

También hay un área para jugar… ¿se habían imaginado jugar con una visión periférica en 3 pantallas?

¿Qué tal en pantalla gigante HD?

o… ¿qué tal suena subirse a un carro de fórmula 1 y correr contra los grandes?

O ¿qué tal recordar los años de adolescente y tomarte una foto con una edecán? (XD)

Cabe mencionar, que Mau ganó en la carrera con los F1, así que le dieron un cilindro para agua de premio ¡eee! (a mi ni me pregunten, quedé en el lugar 24/24, soy malísimo en los videojuegos, aunque me encantan). También nos regalaron una bolsa, una gorra, un portaretratos imán, una gorra… ¡un montón de cosas!
Llegó la hora de la comida, mi amigo se fue y yo tuve que suplir mi soledad con crema de zanahoria, bisteck en jitomate con verduras, ensalada, agua de mandarina y un durazno en almíbar.

En cuanto terminé, asistí a la conferencia “Perfil profesional, identidad y reputación online”. Sinceramente me pareció que la ponente no traía bien preparada su conferencia, leía a la carrera, se contradijo… y en la sección de preguntas me quedé con ganas de “darle la vuelta” en muchas cosas que dijo y me parecieron erróneas. Dejó que su ego ganara a la hora de decir “yo trabajé aquí, acá, hago esto, hice el otro”, pero a fin de cuentas es una asesoría de imagen que (con todo respeto) creo que le vendría mejor a ella misma. Cuando habló de twitter, recordé mucho a otro amigo, Carlos “Will” ¿por qué?, porque nos “presumió” que tiene 28,000+ seguidores y que sigue a todos sus fans. En efecto, revisé su perfil y tiene 28 mil seguidores, sigue a más de 24 mil y la que twittea es su secretaria… pero ella se dio el gusto de presumirnos la cifra. Órale, le voy a decir a los organizadores del campus party que cuando yo llegue a 300 seguidores también puedo darles esa conferencia y gratis.

Después de esta conferencia, me dirigí a la zona de Ocio Digital, a presenciar algo que tenía muchas ganas de ver (más que nada, culpa de mi hermano). Conferencia “Motion Capture”. Tengo que aceptarlo públicamente: ¡Gracias hermano por tan genial idea! Pude apreciar una conferencia envidiable. El ponente sabía de lo que hablaba, nos mostró un par de programas para grabar movimientos del cuerpo, nos explicó cómo funcionaba, enseñó el programa trabajando, ¡vimos a un mounstro de videojuego moverse con los movimientos guiados por un humano!

Lo impresionante llegó al final. Muy serio nos dijo que ha ido a distintas universidades a buscar talentos y termina peleado con las escuelas porque no están enseñando lo que deberían enseñar, dijo que hace falta cambiar los planes de estudio en muchos lugares, porque en su empresa necesitan talento, no papeles. En cierta forma, nos hizo una invitación laboral cuando dijo que si había alguien con talento, estaba contratado… desde luego, nadie dijo yo, aunque estoy seguro que a muchos (al igual que a mi), nos hubiera encantado poder decir ¡yo sé!

Posteriormente, caminé a la zona de Artes visuales, en el área de Social Media.

Ahí, pude observar otra conferencia maravillosa. Diminished reality (realidad disminuida)

No les miento si digo que quedé IMPRESIONADO con esta conferencia. ¿De qué va?
Se trata de crear o borrar objetos en la vida real, con medios virtuales. ¿Entendieron?, seguro que no. XD
Imaginen una hoja de papel, imaginen que encienden su webcam y enfocan esa hoja de papel… en su computadora se ve un dinosaurio encima de la hoja de papel. Mueven la hoja y el dinosaurio se mueve con ella.
Ahora, observen el teléfono que está encima de su mesa… empiezan a verlo a través de la computadora ¡y ya no está!
Es mucho más impresionante e interesante de lo que suena… espero (cuando tenga tiempo) poder traerles el video que grabé de esta maravillosa tecnología. Yo simplemente quedé maravillado y con deseos de aprender más sobre este proyecto.

En cuanto acabó, fui a cenar. El día de hoy el menú fue un sandwich de pan tostado, una fruta, una bolsa de papitas y agua. Nada impresionante, pero estaba rico.

Tras la cena, asistí a la conferencia de “identidad digital: ¿eres un geek?” vaya pérdida de tiempo. Aunque duró poco, bastó para que me enojara con la ponente. Dio definiciones erradas de un geek y generalizó… háganme el favor, ¿de verdad a todos los geeks les da por jugar Calabozos y Dragones los domingos por la noche mientras ven Star Trek, disfrazados de Obi Wan Kenobi?, digo… yo nomás pregunto. En algún punto del final, alguien preguntó si existe una diferencia entre un geek/nerd/ñoño/hipster y la ponente no supo responder. Espero que todos ustedes sepan a la perfección que (desde luego) no son la misma cosa.

Supongo que es el equilibrio de mi día, 3 conferencias malas, juegos muy buenos y 2 conferencias impresionantes… XD

Tras el “mal trago” de la última conferencia del día, me siento a escribir esta entrada, aprovechando que esta noche terminé temprano. ¡Quizá hoy sí pueda dormir!

¡Ah!, se me olvidaba. ¿Saben ustedes quién es Paco Ragageles? Si no saben, les recomiendo leer ESTE artículo.

Eso sí, por cuenta propia puedo decirles que es muy agradable 🙂

Paco Ragageles y yo.

11:58 P.M.

Por fin termino una entrada antes de que sea “el día siguiente”. ¿Será que ya me voy a dormir?, ya les platicaré mañana

Buenas noches campuseros.

~ Alfred ~

Diario de un campusero: Día 3.

8:55 A.M.

Anoche, en la arena principal, estuvo un tipo bajo el pseudónimo de “Akira”. No tengo la menor idea de quién sea o de dónde salió. Lo que sí tengo claro, es que tiene público que le aplaude… pero más público que lo abuchea. Para cuando estuvo hablando (no sé qué decía) yo tenía los audífonos puestos por una conferencia de voz (gracias CenPanda y Eritia, me hicieron muy divertida la noche), sin embargo, lo que sí alcancé a escuchar eran los gritos, silbidos y groserías que muchos campuseros le tiraban.

Como bien saben, anoche me fui a dormir (nuevamente) bastante tarde. No conforme con eso, esta noche sí se quedó conmigo mi adoptado. No es que vaya a quejarme de él (no tengo ninguna queja, es muy agradable y buena onda), pero sus horarios son distintos a los míos y pues, normal que cuando uno está soñando con que sigue despierto en el Campus Party, viene el colega de la tienda de campaña y lo despierta a las 4 de la mañana.

Por cierto (y por si les interesaba), cuando regresé a la tienda de campaña, mi toalla seguía ahí, igual que el dinosaurio del cuento más corto del mundo.

~

Mi primera alarma sonó a las 6 de la mañana… o eso quiero creer, porque nunca la escuché sonar.

Mi segunda alarma sonó a las 6 y media de la mañana… o eso quiero creer, porque nunca la escuché sonar.

Afortunadamente, uno de mis ángeles me despertó. Les juro que si estuviera enfrente de mi ahorita, le plantaba un beso de agradecimiento (XD).

Me levanté, (mi adoptado dormía como un tronco sin termitas), agarré mi ropa, mi toalla y me fui a la zona de regaderas. Ahora había más gente que ayer. Me metí a una regadera y ¡no salía agua!, esperé a que se desocupara una y entré.

Bien dicen que al que madruga, Dios lo ayuda… supongo que por eso me tocó agua helada; por quedarme dormido. Temblé como bebé (y casi me pongo a llorar XD) pero al final me armé de valor… no es muy agradable quedar a “medio bañar” ni con residuos de jabón. Después del agua helada, les juro que parecía pollito recién esponjado, con todos los vellitos de mi cuerpo erizados. Me vestí y salí ¡había una fila de al menos 20 campuseros esperando regaderas!, menos mal que yo ya estaba listo. Regresé a la tienda, Alan seguía dormido (mi adoptado). Lo desperté y le dije que eran ya las 8 y media. Maldijo y se quedó profundamente dormido de nuevo. Tomé mi computadora y vine para acá.

Hoy mis actividades inician a las 10:30, así que tengo algo de tiempo para escribir estas líneas, revisar mi correo y desayunar sin prisa. Mientras estas letras escapan de mis dedos, suena de fondo el tema principal de Superman (mi hermano estaría feliz esta mañana), antes de este, nos pusieron la banda sonora de la guerra de las galaxias. A ver si tengo la suerte de que para más tarde pongan música de Zelda o algo así.

~

Ya es Jueves…

12:54 A.M.

Ayer no paré mucho para escribir en el blog durante el día. Estuve ocupado con las conferencias, talleres y haciendo corajes. Y es que tuve un mal día. No tanto por el evento, simplemente no me sentía muy bien que digamos. Afortunadamente, en estos momentos me siento bastante mejor (relajado y tranquilo). Supongo que me falta dormir. Aún así, aquí estoy reportando mi crónica del día. (Y esto, es cortesía de @JavierSantoyo porque estaba sentado justo enfrente de mi y me ha preguntado si ya había acabado la crónica del día de hoy, que aún estaba a la mitad de la de ayer.) De no haber sido por él, ya me habría ido a dormir 😛

El desayuno consistió en un par de sopes, un plato de fruta, pan dulce o bolillo (yo agarré ambos), un boing y como siempre, café o té al gusto.

Una vez terminado, me dirigí a la zona de Ocio Digital, más que listo para la conferencia de “Hacking ético en videojuegos MMORPG”

El lugar estaba lleno, todos ansiosos…

sin embargo, se dieron el lujo de decirnos que se iba a retrasar una hora… ¡ni modo!

Rolando Castillo “Rolman” (el ponente) nos explicó las capacidades de las consolas de videojuegos y dejó bien claro que es posible montarle un sistema operativo distinto al nativo (en específico nos habló de Linux y nos mostró un Ps3 con Fedora 😛 ).

Una conferencia muy interesante, sin embargo en ningún momento se tocó el tema de videojuegos, mucho menos de los de tipo MMORPG. Eso me molestó (sin quitar que fue una gran conferencia).

Posteriormente, la hora de comida llegó. Sopa de verduras, enchiladas verdes, ensalada y un flan de postre. Guardé mi bolillo para la perra… la perra hambre que me da a media noche. Y también guardé mi flan para darme el gusto un poco más tarde.

Al terminar la comida, me dirijo a la zona de Innovación, para escuchar la conferencia sobre Engines.

Una muy buena conferencia que nos explicó el uso y utilidad de los engines, mostrándonos también unos videos impresionantes sobre algunos de ellos (UDK, source, por ejemplo). Un engine es un programa creado específicamente para ahorrar las intensas horas de trabajo diseñando y programando terreno, paisajes y demás cosas para ambientar un videojuego con gráficas espectaculares. Nos mostró también algunos de estos programas que son descargables (y usables) gratuitamente. Entré a una rifa para ganarme una licencia de uso de un software para videojuegos durante 6 meses… ¡espero tener suerte!

Termina esta conferencia y me voy a recargar un poco la batería de mi computadora. Mientras esto sucede, la zona en donde se llevaría a cabo la siguiente conferencia se llena y ya no puedo ir. Curiosamente, fue la conferencia a la que más personas asistieron en lo que va del #CPMX3 ¡más de 400!

En cuanto finaliza, la gente no se mueve. En la misma zona se presentará otra conferencia muy interesante: “Cómputo Forense”. El ponente, Andrés Velázquez no sólo da una conferencia impresionante (nos dejó a todos aplaudiendo y con la boca abierta), sino que también se dio el lujo de hacer chistes y hasta magia. Afortunadamente, pude verla desde el canal de streaming en (video en vivo) de la página de Campus Party. Así que sentado, cargando batería, descargando cosas y escuchando la conferencia ¡qué genial!
Por cierto, ¿recuerdan mi flan?, ¿conocen el GigaPudding?, pues este es su primo lejano, MiniPudding

¡Ah! y esta otra foto, es para mostrarles a mi adoptado (Alan) y a otro amigo.
Alan, yo, Freeman (Sí, así se llama)

Cuando finaliza la conferencia de cómputo forense, un DJ “invade” la arena principal, poniendo a gritar y bailar a muchos de los campuseros

La hora de la cena llega, una hamburguesa, unas papitas, natilla de chocolate y agua de tamarindo.

Una vez alimentado, me voy a la zona de Ciencia, Astronomía y Espacio. Ahí puedo observar a los 25 afortunados (ahora no me tocó) que crean su propia empuñadura de sable láser.

No, no prende, no hace ruidos, no hace nada, es tan solo un adorno.

En cuanto acaba este taller, corro a ver otro que también llamaba mi atención (y que para mi suerte, no ha terminado). En este taller, se encargaron de pintar laptops con un aerógrafo ¡se veían impresionantes!

El trabajo de pintado no terminó pronto, así que me moví de zona.

¿Saben ustedes quién es Jon “Maddog” Hall? Si no lo saben, lean el enlace que hay en su nombre. Y si ya saben, pues… ¡heme aquí con él cerrando mi día!

Maddog y yo.

🙂

Después de esta foto, me instalo en una mesa, compartiendo un rato con Freeman y Alan… pero lo que suceda esta noche, ya se los contaré mañana.

3:57 A.M. Creo que es buena hora para ir a dormir… aunque sea un rato.

Y aunque el día no fue perfecto, me voy con una sonrisa en la cara.

🙂

~ Alfred ~

Diario de un campusero: Actividades del día 2.

(Esta entrada es para complementar el día 2. se recomienda leer antes la anterior.)

~

Martes, mi día está lleno de actividades interesantes (claro, si no me lo parecieran, me habría ido a otras).

Antes de las conferencias, me encontré a @Alletta y me presentó a @JavierSantoyo.

Pasados unos pocos minutos de las 10 de la mañana, me encuentro sentado en la zona de Cultura Digital (en la parte de Social Media), escuchando a Leon Felipe Sánchez dar la conferencia de “Legalidad Digital”.

La conferencia transcurre tranquila, con mucho orden y un ambiente agradable. Las palabras iniciales del ponente “Espero no dormirlos con mi plática, o de menos causarles un sueño placentero” logra obtener unas risas antes de dar paso al tema importante.
¿De qué va esta conferencia? Básicamente, nos instruye acerca de un tema bastante controversial, publicación y uso de contenido en la red, derechos de autor, datos personales (y el uso del mismo). Como buen “niño ñoño” tomo apuntes de lo que me parece más reelevante.

Cualquier contrato “firmado” en internet, obliga a las dos partes (el prestador del servicio y el que recibe el servicio) a cumplir con lo estipulado (esas letras chiquitas) en todo el mundo. Sí, justamente esos contratos que aceptamos al abrir un correo, al unirnos a facebook, etcétera… esos que nunca leemos pero sí aceptamos.

Aunque depende mucho del código civil (federal) de cada país, las reglas en línea aplican para todos.

El código de comercio también regula el uso en medios electrónicos. Es un gran error el pensar que las actividades en línea no están reguladas. La ley es tecnológicamente neutral, debido a que no discrimina si llevas a cabo una conducta en medios físicos o virtuales. Esto puede estudiarse mejor en los artículos 96-114 del código de comercio.

El derecho trata de avanzar a la par con la tecnología con elementos como la firma electrónica, juicios en línea, etcétera.

Existe una ley federal para la protección de datos personales en posesión de particulares (antes se conocía como autoregulación).

Uno puede someterse o apoyarse en jurisdicciones extranjeras en términos del contrato que se está firmando con el proveedor de un servicio. Únicamente datos personales (y con datos personales, se refiere a datos que puedan identificarnos como persona física… no aplican datos de navegación como frecuencia de uso, páginas visitadas, hábitos, etcétera).

Hay algo conocido como el derecho “ARCO”.

Acceso

Rectificación

Cancelación

Oposición

Este derecho, nos permite proteger nuestros datos, podemos accesar a ellos, rectificarlos y saber qué se hace con ellos. Cancelar el registro de los mismos y tomar a cabo acciones legales en caso de que no se realice nuestra petición.

Siempre debemos tener mucho cuidado con leer lo que aceptamos en internet, dado que hay una gran diferencia entre las aprobaciones tácitas y explícitas en los términos de uso. A veces, las empresas tienen el argumento (totalmente legal) de que aunque no aceptaste un reglamento, no estás en contra de él, por ende, tácitamente estás bajo él (suena confuso, ¿no?).

Eso sí, dejó bien claro que una vez que una obra está fijada en un medio (físico o virtual), ya está protegida por la ley.

Nos recomendó revisar el código penal, específicamente las partes de acceso no autorizado a sistemas informáticos.

Explicó que recortar o editar una imagen ya existente NO es crear una nueva obra. Y es ilegal.

La jurisdicción va a depender del contarto que se firme. – Todo está regulado. –

Voluntad del usuario: No hay que ser “inocentes” en cuanto a lo que publicamos en línea.

[148 – 151 ley federal de derechos de autor]

“Cuando liberas una obra, pierdes el control material
sobre la misma”

Una vez terminada la conferencia (que por cierto, nos colgamos más del tiempo debido), le pedí al ponente que se tomara una foto conmigo. Aunque llevaba prisa, muy amablemente accedió. ¡Gracias!

@AlfredCG y @lion05

Media hora después, en la misma zona de Cultura Digital, llega Miguel Comín, cofundador de la Fundación Alia2. El tema de su conferencia “El buen uso de las redes sociales”.

Al principio creí que la conferencia podría hablar sobre consejos de cómo usar las redes, pero en realidad ha hablado de los riesgos que existen en redes como facebook o tuenti (por mencionar algunas) a las cuales tienen acceso los menores de edad, de los peligros que corren, de los grupos de pederastía, de las redes de pornografía infantil, de las descargas P2P ilegales y de cómo saltarse esas reglas.

Dio bastantes datos, por ejemplo, que más de 40 millones de usuarios de internet tenemos en México. La penetración de el uso de internet en México va en aumento cada día, superando ya a la televisión, radio, amigos reales y compitiendo en primer lugar con la familia.
El 40% de los usuarios tiene menos de 19 años, por esto es necesario regular y proteger el uso de la red para menores.

Mencionó que los menores están desprotegidos en la red debido a problemas tecnológicos, educativos y legislativos. También, dejó bien claro que el anonimato en la red no existe, por más que estemos detrás de una ip, de un proxy, de un cortafuegos, siempre seremos identificables.

Dijo algo que muchos de nosotros sabemos de toda la vida, que los hijos no acuden a los padres para solicitar ayuda a menos que estén hundidos “hasta el lodo”. En este caso, hablamos de una brecha tecnológica, los padres (no todos, pero sí en su mayoría) desconocen la tecnología y no buscan solucionar el problema. Esto, se suma a que los hijos no quieren que sus padres “entren” en sus vidas en línea, lo que lo vuelve un círculo vicioso.

Nos invitó a participar en su fundación, con el desarrollo de aplicaciones, filtros, indexado de datos, rastreo de redes etcétera. También nos recordó el proyecto H4SB (Hacking For Something Better) para encontrar soluciones, desarrollo de herramientas informáticas, así como la concienticiación y sensiblización.
Hizo énfasis en decir que se necesitan programadores, muchos de ellos para poder mejorar la red.

Al final (como en todas las conferencias) se abrió un espacio para preguntas. Desgraciadamente, el tiempo no permitió que yo pudiese hacer mi pregunta. Sin embargo, muy amablemente, al terminar la conferencia, se quedó conmigo platicando un buen rato. ¡Grabé 18 minutos de audio de lo que hablamos! (la calidad del audio es bastante mala, pero espero poder trabajar en ella el fin de semana para que puedan escuchar nuestra conversación como se debe). Al final, me dio su tarjeta y tomó mis datos para que siguiésemos en contacto “intercambiando ideas”. Su propuesta me pareció muy halagadora, estoy seguro que me sonrojé en ese momento. También accedió a tomarse una foto conmigo.

Alia2

Mientras yo platicaba con Miguel Comín, casi todos los demás campuseros se encontraban en la arena principal (o en el streaming vía #CampusLive ) escuchando a las 3 estrellas de este año. Desgraciadamente, ya no pude agarar el hilo de la presentación, así que decidí irme a comer.

Después de la comida, fui al taller de “Introducción a los clusteres, ¿qué son, cómo se hacen y para qué sirven?
Desgraciadamente, fue mi primera decepción de este Campus Party México. El ponente resultó demasiado técnico (muchos tenían cara de no entender nada), demasiado nervioso (una conferencia que debía durar 2 horas, duró 40 minutos), no explicó bien… muchos nos quedamos dormidos (sí, me quedé dormido). Lo único divertido, es que a media conferencia se fue la luz en todo el campus. Deberían imaginar el griterío de tanto campusero junto.

Sí, entendí lo que expuso y no le vi chiste. No aprendí nada nuevo, en resumen puedo decir que lo único que vi, fue un vil “copy paste” de comandos en una consola de fedora, sobre una máquina virtual en una Mac. Puede que para algunos de ustedes esto suene raro, pero déjenme decirles que no tiene mayor ciencia, se trata de copiar texto en unas ventanitas montadas previamente con un programa. Suena sencillo y en cierta forma lo es. No digo que cualquiera pueda hacerlo, pero… bueno. Seguramente si algún compañero de mi carrera lee esto, entenderá de qué hablo.

Para quitarme el mal sabor de boca (y despertar un poco), di un paseo por las instalaciones del Campus. Revisé la zona de juegos,

saludé a mi amigo Scorpion,

observé los combates en pantalla gigante.

y después, fui a enamorarme de la zona de modding, en la cual pude encontrar computadoras modificadas de todos tamaños y colores.

¡Había tantas, que no supe de cuál enamorarme!

Para no seguir suspirando por las preciosas modificadas, decidí ir a saludar a los pequeños Androiditos…

¡y uno de ellos, quizo trollear mi foto poniéndose en medio!

Seguí caminando y encontré el “Movistar Chill out”

~

¿Saben qué es esta torre?

¡Es un gran concentrador de redes, ahí están alojados los servidores que se encargan de proveernos de una espléndida velocidad de internet!
Todo aquel que tenga una mínima noción de redes, podrá encontrar la siguiente foto tan hermosa como la Venus de Milo

Seguí caminando…

y llegué a la zona de Ocio Digital, donde se llevaría a cabo la conferencia de “Retrospectiva en los videojuegos”

Segunda decepción del #CPMX3 . Aunque nos dijeron que esa era la conferencia más esperada de este campus (muchos no alcanzamos ya silla), para mi no fue más que una vil reseña que puedes leer en cualquier revista de videojuegos. No hubo datos novedosos ni interesantes. Dio fechas de salida de consolas (desde el inicio de las mismas) y mencionó sus especificaciones técnicas. Siendo sincero, muchos de nosotros nos hemos leído esa información en cualquier revista hace ya 10 años… “Club Nintendo”, “Game Master”, “Atomix” o alguna de esas publicaciones. Resultó tan poco interesante que mejor terminé mirando a los que estaban jugando Gears Of War en los XBOX360 que tiene el área de juegos.

Me conecté un rato para platicar (ahora no descargué nada) y mientras sucedía esto, fui “acosado” por los encargados de AMD (2 chicas y un joven), que estaban juntando “likes” para su página de facebook. No sólo me pidieron que les diera uno, también utilizaron mi computadora para que otras personas se registraran. Además, para colmo, una de las chicas estaba recargándose en mi silla y casi me embarra el trasero.
En una situación normal, seguramente me habría parecido graciosa esta situación, pero venía molesto por lo de los clusteres y los videojuegos, así que antes de amargarme la noche, preferí ir a cenar.

Una vez que terminé de cenar, me dirigí a la zona de Ciencia (en la parte de astrología) para el taller de “lightsabers”.

Cuando llegó el ponente y vi que traía sables de madera pensé que terminaría mi día con otra decepción. Afortunadamente, me equivoqué.

Nos dijo que únicamente esperaba 24 personas “inscritas” y que eramos demasiados.

Nos mostró algunos movimientos y después empezó con la enseñanza.

Afortunadamente, fui parte de los primeros 24 “elegidos” para aprender movimientos básicos de ataque y defensa con sable.

Muy contento, puedo decir que me divertí mucho con este taller. Me moví un poco, me di cuenta de lo torpe que soy, pero reí bastante (aunque estaba muy concentrado). Grabé un poco de los movimientos que nos presentó y un amable campusero se encargó de grabar una parte de los movimientos que yo ejecuté se puede ver el video completo dando click aquí o si así se prefiere, únicamente la parte en que salgo yo, dando click acá 🙂

Terminó el taller dejándome con una gran sonrisa. Me ubiqué en una de las mesas, descargué más cosas, estuve probando videollamadas con esta seductora velocidad de conexión, subiendo los videos y fotos del día de hoy, escribiendo esta entrada de blog (y la anterior también).

Mientras hacía todo esto, tuvieron la amabilidad de venir a saludarme @LordSamas y @Freeman. Estuvimos platicando un rato, comentando nuestras experiencias el día de hoy. También, conversé con Dulce acerca de lo locos que están los “cantantes” en la zona de innovación, gritando “FUAAAAAAA” cada 10 minutos.

Para cuando (por fin) termino de escribir todo esto, me parece que he hecho muy pocas cosas el día de hoy y aún así no me ha rendido el tiempo como esperaba. Hoy quería dormir temprano y acabaré por irme a la misma hora que ayer. Ni modo, otra vez a dormir 3 horas… aunque no tengo sueño (pero sí me duele la cabeza).

Buenas noches campuseros, buenas noches amigos.

~ Alfred ~

Diario de un campusero: Día 2.

Lunes 18 de Julio, 2011.

11:23 P.M.

Me despido de muchos de ustedes en las redes sociales, el evento de inauguración está por comenzar. Guardo mi computadora, corro a la zona de acampado y la guardo. Sinceramente creo que el evento podría durar bastante y al terminar tendré sueño. Paso al baño (por si las dudas) y me doy cuenta que afortunadamente, siguen limpios, cosa que habla muy bien del servicio de limpieza. Espero que sigan así durante toda la semana.

Una vez “vaciado el tinaco” regreso para ver que ya se han amontonado todos en derredor del escenario, listos para el conteo.


Entonces, logré acomodarme entre la multitud y poner atención (entre el agradable bullicio) a lo todo lo que decía Paco Ragageles. Presentó al patrocinador principal, a algunos de los responsables del evento (MUCHAS GRACIAS)

Tras un poco de charla, nos mostraron un video (que pueden ver dando click aquí) en el cual muestran una “nada” de algunas otras campus party. Posteriormente, la cuenta regresiva para el inicio oficial del evento comienza.
¡Vaya sorpresa!, no solo se siente la emoción de todos reunidos para dar inicio a esta magnífica campus party, también un grupo de mariachis hace acto de presencia y nos deleita con dos piezas (el video puede verse dando click aquí). Sí, después de esto ya es martes.

Martes 19 de Julio, 2011.

El evento de inauguración dura bastante menos de lo que esperé (esperaba algo así como música, baile y refresco gratis… XD), pero la gente terminó muy contenta. Un gran porcentaje de los campuseros se dirige a la zona de camping, otros más se quedan en la zona de mesas para aprovechar el ancho de banda. Yo como “niño bueno”, me dirijo con toda la buena intención a mi casita para dormir… pero… ¡bah, me conocen! al llegar, lo único que hago es acomodar mi bolsa de dormir, saco de nuevo mi mochila con la computadora y regreso para descargar más cosas.

Aprovecho para subir los videos de la inauguración, escribir unas líneas, platicar un poco y revisar más días para organizar mi agenda. El tiempo corre y varios campuseros deciden irse a dormir. Sin embargo, aunque son ya las 2:07 de la mañana, estoy seguro de que fácilmente, más de el 50% estamos despiertos, ya sea descargando algo, platicando, twitteando, conversando con el campusero de al lado u observando los torneos de videojuegos que ya han iniciado. A mi izquierda hay una señora ya mayor leyendo cuidadosamente la agenda de actividades y haciéndome la plática sobre qué le recomiendo… lo único que se me ocurre preguntarle es qué le interesa más y orientarla… porque sinceramente ¡yo estoy igual que ella queriendo ir a todo!

En la mesa de enfrente, hay 4 chicas muy entretenidas con sus computadoras y dos más platicando (con las computadoras botadas). Me resulta muy gracioso voltear a verlas, están tan concentradas que hasta parece que hacen algo interesante, pero lo único que hacen es estar en su facebook. Me pregunto si yo me veré igual… XD No, no hay fotos. ¿Por qué?, las 6 traen unas computadoras muy bonitas… ¡me llaman más la atención que las chicas mismas!

Por allá, algunas mesas a la derecha, están jugando algo que no sé cómo se llame, pero es de disparos, muy al estilo del Medal Of Honor y el Counter Strike. Se ve impresionante la forma en que los 8 jóvenes que están involucrados hacen gestos y se mueven. Todos traen diademas (audífonos y micrófono) en su cabeza y se dan instrucciones ¡es como un ejército virtual!, parece que su estrategia funciona, porque llevo rato mirándolos y no veo que maten a ninguno.

Sinceramente no tengo sueño, nada. Pero mi asqueroso y sudoroso cuerpo está dejando rastros de grasa en las teclas, así que necesito un buen baño y dormir para que mi cuerpo se deje de payasadas. Empieza a bajar la temperatura, quizá sea momento de ponerme de nuevo la chamarra. Un mosquito me picó en la oreja derecha y me da mucha comezón. Supongo que son suficientes señales para irme a la tienda…. eso y que estoy seguro que no seré el único con la idea de bañarse a las 6 de la mañana… ¡pelearé por una regadera!

Sólo una cuestión invade mi cabeza… ¿habrá agua caliente? ¡Espero que sí!

Son casi las 3 de la mañana. Alfred se retira a dormir.

~

El despertador suena a las 6. Todo está muy tranquilo. Lo apago.

6:33 A.M.

La segunda alarma (sí, pongo alarmas de reserva porque sé que me quedo dormido) suena. Sigue sin haber ruido, pero decido levantarme. Durante el poco tiempo que he pasado “dormido” uno de mis vecinos de tienda se la ha pasado tosiendo. No sé si enojarme porque no deja dormir a gusto o pasarle mi cobija al pobre diablo. Me levanto, acomodo mi ropa, mi toalla, jabón y demás cosas para aseo personal. Se supone que debía hacer mucho frío, pero la verdad paso más frío en casa en algunas ocasiones, así que me viene perfecto para despertar.

Me dirijo a las regaderas… entro… otro campusero sale de una y se me ocurre preguntarle si el agua está fría, su respuesta es más que memorable “Sí, está más fría que una pinche monja… ¡igual que los años pasados!” aggg, ni modo, tendré que hacerme el valiente y bañarme con agua fría. Eso me pasa por… por… campusero. Para bien mío, lo primero que cae al abrir la llave, es agua caliente. Resulta que las regaderas tienen unos botones en la parte de arriba, donde puedes elegir si debe caer agua caliente o fría. ¡Já! claro… el agua no está demasiado caliente, pero si consideramos el frío que hace, es posible que sí esté bien caliente y yo tenga una percepción errada.

¡Por cierto!, olvidé sacar mis monedas de la bolsa del pantalón… así que al ponérmelo después del baño, varias de estas rodaron por el suelo. Así que si eres campusero y lees esto y además estuviste en las regaderas y además te encontraste unas monedas de $10, rólalas por favor, que son mías. Te lo agradeceré y pondré tu nombre y una foto tuya aquí como mención especial. (XD)

Desde luego, como buen campusero, twitteo que sí hay agua caliente y le pongo la etiqueta de #CPMX3 para que todos puedan verlo. Más tarde, algunas respuestas me hacen reír, como esta. ¿En verdad tuve suerte, o será que él no vio el botón?

Después del baño, regreso a mi casita y acomodo mis cosas… todo un lío por el espacio, no quiero imaginarme en la noche que sí se quede mi adoptado. Como tengo tiempo libre, acudo a los baños para lavarme los dientes y afeitarme. Al principio me sentí raro, pero como vi que no era el único haciendo lo mismo, pues resultó mejor.

Mi toalla está humeda, así que decido hacer lo mismo que los demás campuseros, colocarla extendida encima de la tienda de campaña. Sólo espero regresar en la tarde y que siga ahí, sino, me sentiré como un idiota.

Tras mi “ritual” de aseo, regreso por mis cosas y me dirijo a nuestra zona favorita a… ¡adivinaron!, seguir descargando cosas.

Mientras camino por la zona de acampado, me doy cuenta que hay bocinas repartidas por toda la zona emitiendo sonidos de “naturaleza” (parece una selva) pájaros, ranas y alguna cosilla así. Menos mal que en la zona donde estoy yo no hay de eso. ¿Conocen la canción de “The Lion sleeps tonight”? pues con esa ambientación lo único que puedo pensar es cantar ♫ “In the jungle, the geek jungle, the campus sleeps tonight” ♫ con la misma tonadita. Eso sí, me acordé de alguien que le tiene fobia a los sapos y no hubiera disfrutado la jungla musical.

8:19 A.M.

Empieza el flujo de personas, algunos se ve que están recién bañados, otros tienen cara de zombie.

Supongo que es buena hora para ir a desayunar algo y estar listo para un día interesante, ajetreado y divertido.

En la zona de catering hay bastante gente ya. El desayuno consiste en huevo con jamón y unos frijoles (que por cierto, estaban deliciosos). Un plato de fruta, un bolillo o pan dulce (yo agarré ambos, lo sé, soy un avorazado) , un boing y agua de mango/café/té al gusto.


9:35 A.M.

Falta media hora para que inicien mis actividades, sigo descargando películas, tengo ganas de ir al baño (pero las descargas me mantienen aguantándome) y se está cargando la batería de mi cámara. A escasos metros de mi, se están llenando las sillas en la zona de “Social media” donde se llevará a cabo una de las conferencias a las que asistiré hoy: Legalidad digital. Más al rato escribiré acerca de ella (lo que significa para ustedes que en unas líneas más abajo está la reseña XD). Supongo que es buen momento para desconectarme de aquí e ir al baño para posteriormente apartar una silla en buen lugar.

2:20 P.M.

Estoy sentado descanzando un poco. Acabo de comer, bajando más cosas, recargando la batería de mi computadora y subiendo fotos y un audio. El día ha sido productivo, he asistido a dos conferencias que me gustaron bastante, aunque al final de la segunda no me dejaron hacer mis preguntas por falta de tiempo… sin embargo, el ponente tuvo la amabilidad de quedarse después de la conferencia, conmigo. Digamos que fue una “entrevista” (más que nada, una plática e intercambio de ideas). Debatí con él ciertas cosas que creo que omitió en el tema del uso de las redes sociales, puntos en donde las brechas digitales quedan fuera y en realidad notamos que son brechas de confianza entre personas… ¡tengo un audio de 18 minutos de plática con él!, desde luego el audio tiene una calidad no del todo buena, así que en cuanto aprenda a editarlo y subirle el volúmen (se escucha muy bajito)  subiré el archivo y lo compartiré con ustedes (seguramente hasta la próxima semana).

Detrás de mi, se está llevando a cabo la presentación de las 3 “estrellas”  del CPMX3. Aunque entiendo bien el inglés, me perdí más de la mitad de la plática por estar intercambiando puntos de vista con uno de los ponentes de las conferencias anteriores. Y pues como que la presentación ya iniciada no me llamó la atención, así que fui a comer. Gran acierto, el menú del día de hoy fue sopa de letras, bisteck encebollado (y con queso), verduras a la mantequilla, tortillas, ensalada y arroz con leche.

Tras la comida, me muevo a la zona de Seguridad y Redes y observo como poco a poco se van llenando las sillas en el lugar donde se llevará a cabo el taller de clusteres al que quiero ir. Apago la computadora y me dirijo para allá.

Un par de horas después, en la zona de Ocio Digital asisto a la conferencia de “retrospectiva de los videojuegos”. Por lo que dijeron al presentarla, era una de las conferencias más esperadas en este Campus Party. Estuvo bien organizada, aunque nos faltaron sillas (mucha gente parada y otros incómodos en la tarima).

Después de eso, un par de horas de descanso antes del taller de sables. Supongo que aprovecharé para ir a cenar.

~

¿Qué creen?

¡Ya es miércoles!

12:32 A.M.

La cena el día de hoy sí me decepcionó un poco. 3 quesadillas y una manzana. Afortunadamente, en la mañana me guardé el bolillo y ahora puedo comérmelo ¡sabía que era una excelente idea conservarlo!

Después de la cena, me doy cuenta que hemos sido engañados. Resulta que el grandioso evento de clases de lightsaber en realidad no tiene nada de sables de luz… sin embargo, eso no quita que fuese un gran taller en el cual aprendí movimientos básicos de sables.

Y los eventos del día de hoy han terminado.

Como habrán notado, no hice una gran descripción de las conferencias y talleres. Esto se debe a que no quería hacer una entrada “demasiado” grande. De todos modos, estoy terminando de escribir otra qe trata nada más de las actividades del día de hoy. La publicaré en cuanto esté terminada (hoy mismo).

Mañana, miércoles mi agenda es la siguiente:

¿Qué tal?

~ Alfred ~

Un androidito y yo.

Diario de un campusero: Día 1.

(Se recomienda ver esta entrada directamente en el blog, para poder apreciar los links a las imágenes)

Varios años atrás, al estar jugando en línea con un grupo de amigos, ellos platicaban acerca de un evento que se llevaba a cabo en España. Un lugar en donde se reunían cientos de personas con gustos similares; afines a la tecnología. Donde había puntos de acceso a internet con una velocidad bastante mayor a la que tenían como simples “mortales” en casa. Un lugar en donde se reunían eminencias del mundo computacional, de redes, se seguridad, programadores, hackers, y gente “normal”.

La primera vez que escuché hablar de ese lugar, me sonó al paraíso en vida. Ese evento llevado a cabo en España, se llamaba CAMPUS PARTY.

Desde entonces, me mantuve al tanto de ese evento, de las actividades, conferencias, talleres y demás cosas que se llevaban a cabo ahí. Siempre deseando que en México hubiese algo similar a esto.

~

Pasó el tiempo, mi vida tomó un camino orientado a la tecnología; decidí convertirme en informático. Mi gusto y pasión por las computadoras, la red, la información se concentraban en un solo lugar.

Entré a la universidad y para mi sorpresa, en ese mismo año, llegó a México el gran evento… ¡campus party!

Desafortunadamente, se llevó a cabo en la primera semana de clases (esa en la que uno observa meticulosamente a los profesores y decide si darse de baja en las materias o cambiarse de grupo) y no pude asistir. Al año siguiente, sucedió lo mismo. ¿Cómo era posible?, tantos años esperando por ese evento y al final dejar que las responsabilidades me impidiesen asistir. Debía haber una forma de lograrlo.

No sé si lo mío es suerte, coincidencia o alguien en el cielo en verdad escucha mis plegarias… pero este año, el evento Campus Party México 3 (#CPMX3) cambió de fechas, siendo en Julio y no en Agosto, estando yo de vacaciones y con la posibilidad de abarcar totalmente el evento. ¿Necesitaba más para cumplir mi gran sueño?, sí, un poco de dinero, de pedir permiso, de paciencia, ropa limpia y organización… nada imposible.

Durante meses, estuve leyendo acerca de la campus party, no podía creer que existía la posibilidad de que yo estuviese ahí, incluso, me hice la promesa y el propósito de que yo DEBÍA estar ahí.

Para muchos de ustedes, puede que esto parezca ridículo, ¿qué tiene de interesante un evento donde hablan de cablecitos y de cosas en línea? A fin de cuentas, cada uno tiene sus pasiones y gustos… y esto es lo que me identifica.

Se planeó, se compró, se pagó, se hizo, deshizo lo necesario… y…

~

Domingo 17 de Julio, 2011.

8:30 P.M.

Mochila, ropa interior, jabón, pantalón, playeras, calcetines, otra mochila, computadora, llaves, cartera, dinero, más ropa, toalla, cobija, bolsa de dormir, chanclas, tenis, mejor otros calcetines, chamarra, otra chamarra, una chamarra más, ¿bufanda?, más dinero, no tantos pantalones, ¿almohada?, ¿colchón?, cámara de fotos, disco duro externo, discos, más discos, más discos, …no tantos discos…, mejor sí, más discos… mejor menos discos y otro disco duro externo… , bolsas de plástico (¿para qué necesito bols…? mejor sí), identificación oficial, más dinero… todo mi dinero, una chamarra men… no, mejor sí me llevo las 3… ¿ah?, ¿ya son las 2 de la mañana? Espero que no sea demasiado lo que llevo…

Lunes 18 de Julio, 2011.

3:15 A.M.

Ya me aburrí de dar vueltas en la cama, estoy nervioso, estoy emocionado, estoy contento, estoy preocupado, no tengo sueño, estoy muy inquieto… tengo que pararme temprano para irme en el camión de las 9 de la mañana. Espero no quedarme dormido…

8:30 A.M.

Sí, se me hizo tarde.

10:39 A.M.

Bastante más tarde de lo que pensaba… pero ¡aquí voy!

Me subo al metro… transbordo, bajo en Balderas… camino unos pocos pasos, subo a un camión de esos “Ecobus” (que por cierto, estaba nuevecito, muy cómodo y limpio).

Atrás de mi, 5 jóvenes más que desorientados preguntándose unos a los otros “¿en dónde tenemos que bajar?, ¿tú también vas al campus party?, ¿qué tal se pone?” Me habría encantado unirme a su plática, pero estaba tan nervioso y emocionado que me temblaba la voz. A fin de cuentas, no hubo que preguntar, el camión nos dejó casi en la puerta del recinto.

12:25 P.M.

¡Llegué!, hay mucha gente formada… afortunadamente yo recogí mi acreditación el día viernes y… ¡puedo pasar sin siquiera formarme…! bueno, en realidad una pequeña fila ya adentro, una vez que me han dicho en que zona acamparé y le han puesto una calcomanía a mi computadora (por motivos de seguridad e identificación). La fila no son más de 10 minutos, pero se me hace una eternidad debido a las ganas de entrar.

Pasada esa fila, revisan mi equipaje (no vaya a ser que traiga algún arma o estupefacientes dentro XD). Registran que está entrando mi computadora y ¡por fin me dejan entrar! La vista es impresionante…

En cuanto bajo las escaleras eléctricas, me doy cuenta que esto es mucho más grande de lo que imaginé, pero aún así es una zona breve que puede cubrirse a pie sin fatigarse. De manera simple, puedo decir que son 4 zonas de colores, la rosa, azul, verde y naranja, aunque en realidad cada zona tiene subzonas preparadas para que en ellas se lleve a cabo el conjunto de conferencias, talleres, mesas redondas y demás actividades que tendrán lugar en la semana. Ya habrá más tiempo al rato para explorar con más detalle las zonas… primero ¡QUIERO VER LA ZONA DE CAMPING!

Tienditas, muchas tienditas de campaña, cortesía de una de las compañías telefónicas que hay en el país.

La mía está en la zona L… osea que me toca hasta el foooooondo de la entrada. ¿Por qué tan lejos?, dicen que porque pedí tienda “grandota” (doble). Espero que valga la pena…

Ok, seré sincero. No es lo que esperaba. ¿En serio dejé que me vendieran la idea de que en una casa sencilla cabían 2 personas y en una doble hasta 6?, si apenas quepo yo con mi equip… vale, estoy exagerando un poco. Sí caben 2 personas, quizá 3 un poco apretados y sin equipaje… pero yo traigo mucho equipaje y tengo que compartir la casa con mi “adoptado”.

¡Ah!, no les he platicado de mi adoptado. Resulta que en estos eventos se permite quedarse a acampar durante la duración del mismo, sin embargo, debido a la demanda que hubo este año, se agotaron todas las tiendas de campaña y hubo mucha gente que se quedó sin la posiblidad de acampar. Entonces, el evento lanzó la opción de adoptar a alguien para que se quede contigo. Tras mucho pensarlo, decidí adoptar a un joven llamado Samael, viene de San Luis Potosí, tiene 18 años… parece amigable.

Una vez que he instalado mi equipaje en la tienda de campaña, tomo mi mochila con mi computadora y salgo a explorar la zona.

Hay muchas mesas. En cada mesa hay 3 contactos dobles (trifásicos) y un cable ethernet. Esto, para que cualquier campusero (dícese de aquel que asiste a este evento) tenga la posibilidad de, en cualquier momento de día sentarse, conectar su computadora y gozar de energía eléctrica e internet… que por cierto, la velocidad de internet es impresionantemente rápida. Háganse una idea, para los que saben de unidades de datos y velocidades, estuve descargando las películas de “El señor de los anillos” a 11.2MBps (ojo, no confundir megabits con megaBytes… aquí estamos en MegaBytes). Cada película me llevó menos de 5 minutos. Desde luego, me puse a bajar más cosas, series de ánime, películas, discos musicales… ¡y tengo ganas de bajar muchas cosas más!

Durante el evento, también existe un servicio conocido como catering, el cual se encarga de darnos los 3 alimentos cada día mientras dure el evento. Supuestamente, hoy no habría comida… únicamente cena. Pero la suerte quiso sonreírme y sí hubo. Además, algunas personas me habían dicho que el servicio de catering era “muy malo”, así que (siendo sincero) fui con un poco de miedo.

Sin embargo, resultó mucho mejor de lo que esperaba, si me hubieran dicho que fue mi madre la que eligió mi menú favorito de cuando tenía 10 años, les hubiera creído: Una deliciosa combinación de sopa de fideos, ensalada, chayotes y zanahorias a la mantequilla, junto con una pechuga empanizada y gelatina.

Después de la comida, regresé a las mesas de descarga y estuve platicando con algunos de ustedes, twitteando tonterías como siempre y subiendo las fotos que aquí pueden ver. Seguí descargando cosas, tomando fotos, y disfrutando de mi estancia.

Las personas seguían llegando con el paso del tiempo, más y más a cada minuto. Esta noche, justo a la media noche, será la inauguración. ¡Ya estoy muy ansioso por verla!

Casi para las 8 de la noche, me doy cuenta que ya se está sirviendo el servicio de cena. Acudo y soy recibido con un par de molletes, una gelatina y un café. El sabor no se compara a la delicia que probé en la comida, pero tampoco está mal. Comparto mesa con otros 5 campuseros que dejan la mitad de los molletes. No sé si no tenían hambre, si no les gustaron o si yo sí tenía hambre y como cualquier cosa. ¡Quién sabe!

Después de mi cena, me decido a organizar la agenda de actividades para el día siguiente.

Una vez iniciado el evento, asistiré a conferencias, talleres, mesas de debate y demás actividades. Desgraciadamente, hay tantas cosas interesantes, que resulta complicado decidir entre unas u otras… es como si te dan a elegir entre dormir cuando estás muy cansado o ver a la persona que más quieres durante un par de horas… ¡casi igual es la sensación!

A fin de cuentas y tras sacrificar algunas cosas que estoy seguro hubieran fascinado a varios de ustedes, decido elegir mi programa para el día martes.

¿Qué les parece?

Ya estoy como dicen “comiendo ansias” para que inicie el día de mañana. Sin embargo, hoy quedan todavía cosas por hacer. La inauguración dentro de hora y media, quizá otro rato en la computadora descargando cosas… ¡regresar a mi tienda de campaña para acomodar mis cosas y poder dormir!

Por lo mientras, ocupo mi tiempo en compartir un poco de esto con ustedes, esperando atraer su atención e invitándoles a participar en eventos de este tipo.

Son las 10:36 de la noche y aún me quedan varias horas por disfrutar hoy. 😀

Ahora, me dedicaré a decidir mi agenda del día miércoles. ¡Ya les platicaré mañana en qué líos decido meterme!

Muchas gracias por leer, espero que podamos vernos mañana.

🙂

~ Alfred ~

Alfred